Siguenos en:
Viernes
 15 de Noviembre de 2019
Encuentro
Bajo el penoco
Memoria militar
Lunes,  24 de Marzo, 2014

El presidente Morales les ha pedido a las Fuerzas Armadas no olvidar que en Santa Cruz hubo intentos separatistas. La solicitud llega cuando el "caso Rózsa" se cae a pedazos y, según una reciente encuesta, ya casi nadie cree en la patraña montada por el Gobierno hace cuatro años, cuando se produjo la matanza del hotel Las Américas. Hay algunos que creen que Bolivia es un país de sorpresas, pero en realidad es muy aburrido, pues repite su historia constantemente. Son incontables las veces que el centralismo ha acusado a los cruceños de separatistas, cuando éstos han reclamado su derecho a existir y a pertenecer a la república boliviana. Los militares no deberían olvidar que siempre han sido cómplices de esos montajes. Andrés Ibáñez, cuya figura es reivindicada por los actuales gobernantes fue el primer acusado de separatista y el Gobierno de entonces lo mandó perseguir y asesinar, cuando el líder cruceño impulsó las ideas federalistas. En esa ocasión, 1877, desde la región del Acre, al norte de Pando, ciudadanos cruceños instalados allí, clamaban al andinocentrismo para que envíe tropas que frenen el avance de los brasileños que habían iniciado la toma de ese territorio. El empresario Nicolás Suárez consiguió organizar milicias pues los "patriotas" militares nunca llegaron, ya que se habían ido a perseguir a Andrés Ibáñez. Y el Acre finalmente se perdió años más tarde. Como para que las Fuerzas Armadas nunca lo olviden.