Siguenos en:
Martes
 20 de Agosto de 2019
Encuentro
Editorial
Rescate de una memoria
Lunes,  27  de Enero, 2014

Las iniciativas ciudadanas que buscan preservar los valores, tradiciones, la cultura y la propia memoria histórica de los lugares donde se vive, merecen ser destacadas en la justa dimensión social que proyectan. Estas iniciativas son todavía más importantes en la medida que se asume la pérdida paulatina de las características e identidad que hacen reconocible a una ciudad o comunidad. De hecho, Santa Cruz de la Sierra, la denominada “ciudad de la promesa”, viene experimentando desde hace varias décadas una transformación arquitectónica, cultural, social, económica y demográfica que la aleja de aquella amable ciudad de antaño, donde la ley del cruceño es la hospitalidad.

Conviene tener presente que en el tránsito hacia la modernidad, Santa Cruz ha buscado el liderazgo nacional en todos los frentes con base en la pujanza y creatividad de sus habitantes. Del aislamiento secular ha pasado a ser el centro de una nación emergente. El proceso de la ardua construcción del “crisol de la bolivianidad”, ideal cruceño para señalar el norte del progreso del país, ha convertido a la capital oriental de Bolivia en una metrópoli cosmopolita, donde la tendencia a olvidar sus raíces y la historia de sus primeros moradores se perfila como obvia. Si se asume que un pueblo sin memoria pierde su esencia, resulta imperioso recordar a los pioneros y forjadores de la ciudad.
 
Desde esa perspectiva, la iniciativa ciudadana de abrir un paseo histórico, turístico y gastronómico en el centro de la ciudad, que permita mantener viva la memoria de los inmigrantes que hicieron suya esta tierra promisoria, deviene en saludable para la identidad cruceña y vigorizante de su rica cultura, aún por descubrir en su auténtica dimensión. Este espacio permitirá rendir un homenaje permanente a las miles de familias bolivianas y extranjeras que deciden aportar, con su estadía permanente o temporal, al engrandecimiento de Santa Cruz de la Sierra. La familia Klinsky-Montero, impulsora de este emprendimiento, hará posible este rescate de la memoria histórica.
 
Una memoria propia que permita mostrar a las generaciones de hoy y del mañana, los fundamentos culturales sobre los cuales ha trascendido la historia cruceña. De hecho, en esa muestra cotidiana deben estar representados quienes han dejado su sello peculiar que ha contribuido de manera decisiva a identificar el ser cruceño, desde sus orígenes y a través del camino histórico, con satisfacciones y penurias, cuyo perfil trasunta el anhelo de la integración nacional. En este terreno del rescate de la memoria cruceña, terreno fértil y amplio por naturaleza, resulta ingenioso incluir el bagaje culinario que se ha heredado de los inmigrantes, producto también de un precioso legado histórico.
 
El atractivo cultural y turístico de este espacio que promete rescatar la memoria cruceña, su historia y desarrollo, reside también en la oferta gastronómica que intenta caracterizar la versatilidad culinaria. En ese contexto, cobra sentido la comida típica que identifica a Santa Cruz y resalta, asimismo, el aporte inmigrante con una amplia gama de platos y otras delicias que han aportado con su paso histórico. Sin duda, si se hacen bien las cosas, en este espacio turístico cultural aflorarán vivas las imágenes de la fortaleza para enfrentar el aislamiento, la entereza de la edificación cívica y la epopeya de la transformación. Si se mira bien, constituye un ejemplo a emular en otra escala.

En este espacio turístico cultural aflorarán vivas las imágenes de la fortaleza para enfrentar el aislamiento, la entereza de la edificación cívica y la epopeya de la transformación. Si se mira bien, constituye un ejemplo a emular en otra escala.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día