Siguenos en:
Martes
 15 de Octubre de 2019
Encuentro
Secretos belleza
Manos perfectas en invierno
Sentido del tacto. La piel manual es bastante frágil y merece cuidado.
Viernes,  26 de Julio, 2013
Manos-perfectas-en-invierno
Ref. Fotografia: Temporada. Los días de frío y humedad se convierten en enemigos de nuestras manos. Esto se debe a que con el frío, la piel se reseca y los vasos sanguíneos se encogen lo cual puede llegar a hacer que aparezcan dolencias.

El frío puede ser un factor lacerante para nuestra piel, la de las manos y rostro sufre especialmente, ya que es la que queda más expuesta. Las manos en especial las dejamos muy abandonadas, craso error, pues a pesar de tener una piel gruesa, son sometidas a extremas temperaturas, detergentes y descuidos. Con estos sencillos consejos podrás cuidar de esta parte tan importante de tu cuerpo.

Hidratación constante. Uno de los problemas que tienen los médicos y enfermeras, por ejemplo, es la resequedad de sus manos por la cantidad de veces que deben lavárselas con alcoholes y desinfectantes. Para el común de la gente, también lavarse a menudo con desinfectantes antibacterianos que contienen alcohol pueden secar las manos. De hecho, incluso con jabón, con el que pueden perder cerca del 25 por ciento de su humedad natural con cada enjuague. Para renovar la flexibilidad de la piel, utiliza un jabón de leche, libre de sulfato en su lugar. Asegúrate de mantener una hidratación constante con una loción rica en vaselina.

Hacer las cutículas más suaves. Deshazte de los molestos padrastros dándote masajes con una crema a base de aceite por la mañana y por la noche, para reparar los daños causados por la deshidratación. Para emparejar las cutículas, déjalas remojando un par de minutos en agua tibia y luego empújalas suavemente hacia atrás con un palito de naranjo, una vez a la semana, una buena idea es agregar aromas al agua, para que te queden las manos suaves, hidratadas y olorositas. Quita los residuos difíciles con un corta uñas pequeño.

1. Hidratación. El invierno reseca nuestra piel. Es justamente por eso que debemos  colocar especial atención a la hidratación de las manos.

2. Uñas. Se reblandecen mucho con el frío.  Sin embargo, es buena idea que las uñas descansen en la época sin ser pintadas.

3 Cutículas. Es aconsejable aplicar por las mañanas y por las noches una capa de vaselina para evitar que se endurezcan.

4. Guantes. Son la mejor manera de proteger las manos y de tenerlas a buena temperatura.

Alaín Gil Flores agil@edadsa.com.bo