Siguenos en:
Domingo
 16 de Junio de 2019
Encuentro
El compromiso laboral obliga a muchos a pasar la Navidad fuera de casa
Nochebuena en el trabajo sin la familia
Sacrificio. La cena en compañía de los seres queridos no es una opción que puedan tomar quienes trabajan en hospitales y brindando seguridad.
Domingo,  23  de Diciembre, 2012
Nochebuena-en-el-trabajo-sin-la-familia
Ref. Fotografia: Compromiso. Guardias municipales y policías cumplen turnos de 24 horas, que los obliga a trabajar en los feriados.

En Santa Cruz, al igual que otras ciudades del mundo, la Nochebuena suele ser un evento donde la familia se reúne al calor del hogar, para conmemorar el nacimiento del Niño Jesús. Este acontecimiento es un símbolo de unión y reavivar los lazos familiares. Pero en esta postal muchas veces suele faltar un miembro de la familia, las necesidades económicas y compromisos laborales obligan a muchos a pasar la fiesta navideña en el trabajo. Enfermeras, guardias de seguridad, policías y taxistas, son solo alguno de los muchos ejemplos de aquellas personas que no pueden darse el lujo de pasar la noche del 24 de diciembre en casa.

Pasa la noche de Navidad al volante. Marco Antonio Ávila es un joven padre de 30 años, que lleva más de una década como trabajador del volante, desde hace cinco años trabaja para el radiomóvil Corea, donde hace turnos de 12 horas todos los días, suelen alternar día y noche, para poder llevar el sustento a su familia. “Para Navidad es cuando más trabajo, hay muchas carreras y trabajo casi 24 horas”, comenta Marco, que nos adelanta que esta Navidad no será la excepción  para él, ya que planea trabajar todo el 24, “hasta las 5 de la mañana por lo menos”, como lo viene haciendo desde hace varios años.

“Si puedo me doy una escapada para cenar con mi familia”, comenta este chofer, quien dice que más allá del sacrificio que realice, vale la pena ya que “gano entre 250 a 300 bolivianos”. Marco aclara que no se trata simplemente de reunir más dinero, pero no debe desaprovechar la oportunidad de conseguir ingresos extra, que le permitan cumplir sus obligaciones económicas, y a la vez mejorar la calidad de vida de su familia. “Trabajar toda la noche tienen sus riesgos, por eso selecciono a quién voy a llevar y a dónde quiere ir, para no arriesgarme por unos pesos”.

El trabajo en los hospitales no para en Nochebuena. En la maternidad Percy Boland las enfermeras se preparan para cualquier inconveniente que pueda surgir el 24 de diciembre, ya que su trabajo las obliga a estar alertas en los turnos que realizan, atendiendo a las madres que llegan en cualquier momento, para ser atendidas. “Ya estoy acostumbrada, son más de 20 años que me la paso trabajando la noche de Navidad”, comenta Teresa Garzón Cardozo, 52 años, que lleva más de 30 años vistiendo las ropas blancas que la distinguen como enfermera. Esta licenciada es la persona a cargo de todas sus colegas en la maternidad, y por ello, comenta, tiene la responsabilidad de “levantarles el ánimo a mis colegas, más aún a aquellas que recién están trabajando y no les agrada la idea de trabajar para Navidad”. Teresa sabe que no puede permitir que las personas a su cargo se les baje la moral por tener que pasar esa noche cumpliendo su turno, “es triste pasar la Navidad sin mis hijos pero sabemos que a esto nos dedicamos”, aclara. Sin embargo, no todo es caras largas para estas mujeres que todos los días cuidan la salud de la madres que llegan a este nosocomio. Ella saben cómo mejorar el ambiente laboral en las fiestas de fin de año. “A veces ponemos cuota para comprar algo que comer y brindar en el comedor, otras veces la directiva nos envía cena para compartir”.

La seguridad no puede faltar. Juan Pérez es un oficial municipal que tiene en sus espaldas 6 años de experiencia, por ellos está a cargo de uno de los turnos que custodia un edificio municipal. La guardia municipal, o gendarmes, realizan turnos de 24 horas, y tienen un día completo para descansar. “Por eso ya sé que este año me toca trabajar para Navidad, pero el 25 tengo todo el día libre”, comenta Juan, que asegura estar “mentalizado”, para cumplir su trabajo. “No todos están acostumbrados a trabajar 24 horas, menos para esa fecha, peor que le vamos hacer, así son los turnos”, aclara. Vistiendo un limpio uniforme de color caqui, una gorra del mismo color con un escudo que los identifica como guardias municipales, estos hombres y mujeres, cumplen su trabajo “este y otros feriados”, comenta, ya que según aclara Juan, “también me toca trabajar para carnaval y otras fechas”. Como él, cientos de colegas suyos, que también trabajan para el municipio, estarán asignados a distintos edificios municipales a los que no se puede dejar sin custodia, aclara. Juan tendrá que levantarse muy temprano la madrugada del 24, para llegar a tiempo a su trabajo. Vive en la zona del Plan 3.000, y el viaje en transporte público le toma algo más de 25 minutos. “Mis hijos pasarán la noche con mi esposa y mis padres”. Este comandante de guardia, comenta que parte de su trabajo es recomendar a sus dirigidos que no deben faltar a su turno, pues es su deber cumplir con el compromiso asumido con sus superiores.

Una situación similar viven los policías que también cumplen horarios de 24 horas corridas y deben trabajar para los feriados. La cabo Patricia Cruz, 27 años, lleva poco tiempo en la policía y comenta que "ya me estoy acostumbrando a trabajar en feriados", ella asegura que trabajar junto a su marido, que también es policía, la ayuda a pasar la noche de Navidad sin la familia y cumpliendo su deber.

Policía    "Voy a pasar Nochebuena en el comando con mis camaradas"

Los policías están acostumbrados a trabajar en días festivos y por ello esta joven cabo no se desmoraliza al pensar que la noche de Navidad debe dejar a sus dos hijos con su suegra, ya que junto a su esposo, que también es policía, "estamos obligados a cumplir con nuestro deber", comenta. Normalmente cuando se trata de feriados, como el de Navidad, los policías trabajan en turnos de 24 horas. "El martes entramos temprano a trabajar, hasta las 6 de la mañana del miércoles 25", aclara la oficial de 27 años, cuyo trabajo es controlar el ingreso y salida de sus camaradas a las dependencias del edificio del Comando Departamental de la policías, ubicado sobre el segundo anillo, próximo a la rotonda del Cristo Redentor.

"Los policías estamos acostumbrados a trabajar, algunos salen a patrullar y otros cumplen las tareas que le asignen los superiores", aclara.

Esta oficial comenta que es difícil para ella como madre y mujer, pasar la noche de Navidad sin sus hijos y sus padres, que viven en la ciudad de La Paz, pero dice estar contenta de poder cumplir a cabalidad su trabajo.

Enfermera    "Parte de mi trabajo es levantar el ánimo de mis colegas"

A diferencia de los médicos, las enfermeras deben realizar controles rutinarios cada cierta cantidad de tiempo, por ello es indispensable su presencia en los hospitales donde trabajan haciendo turnos, que las obliga a dejar de lado fechas festivas. "No todas las enfermeras están acostumbradas a trabajar toda la noche", comenta Teresa Garzón, quien lleva más de 30 años trabajando como enfermera y desde un par de años atrás, es la encargada de todas sus colegas en la maternidad Percy Boland.

Teresa comenta que es muy duro dejar a su familia en casa y mientras todos cenan juntos "nosotros la pasamos entre colegas, pero nos apoyamos para no estar tristes", comenta esta profesional del cuidado a pacientes.

Las mujeres de blanco son el pilar de los centros hospitalarios de la ciudad y el departamento, donde la situación de pasar la Nochebuena fuera de casa se repite, ya que el caso de Teresa y sus colegas no es la excepción, por ello se muestra solidaria con aquellas personas que se inician en su oficio y lamentan tener que trabajar en los días que son feriados.

Chofer    "Si puedo me doy una escapada para ir  a cenar con mi familia"

Los trabajadores del volante entienden que las oportunidades no se deben desaprovechar, por ello no dudan en trabajar los días feriados cuando la cantidad de población en las calles asciende y por lo tanto la demanda de taxis es mayor, por ello se ven obligados a trabajar y captar esos recursos que son importantes para su crecimiento económico y para mejorar la situación de sus familias, quienes deben lidiar con la idea de "ganar unos pesos de más pero no paso la Navidad con ellos", comenta Marco Antonio Ávila, que lleva más de 15 años al mando de su taxi, que es la herramienta de trabajo que mantiene a toda su familia. "Para Navidad se gana bien", relata Marco, quien ya tiene planeado levantarse muy temprano el próximo 24 de diciembre, para trabajar todo el día, "si hay ganancias suelo trabajar hasta 24 horas seguidas". Sin embargo, el afán de captar recursos no lo hace descuidar su seguridad, por ello "no levanto borrachos y tampoco hago carreras muy lejos del centro", comenta este chofer del radiomóvil Corea, que para los feriados trabajan de manera libre, ya que la centralista no trabaja.

Gendarme    "Les recomiendo a mis camaradas que no falten"

Los guardias municipales cumplen tareas de resguardar edificios y predios construidos por la Alcaldía y que son de uso común y para evitar el mal uso o abuso de estos predios, deben realizar turnos de vigilancia las 24 horas del día. Por ello se organizan en grupos o brigadas, que tienen a cargo a un superior en el grupo, este es el caso de Juan Pérez, que a sus 30 años, ya es comandante de brigada y tiene bajo su control un grupo de guardias que custodian hospitales municipales. "Muchos colegas no comparten la idea de trabajar en los feriados, más aún en los de fin de año", comenta este joven que ya lleva más de 6 años como miembro de la guardia municipal y por ello cae bajo su responsabilidad la tarea de velar que los guardias no falten a su trabajo. "Les recomiendo a mis guardias que no beban porque al día siguiente debemos estar lúcidos en el trabajo y no faltar", dice Juan.

Su tarea consiste en resguardar los ingresos de los nosocomios y realizar rondas de rutina por todo el predio para evitar que personas ajenas o intrusas ingresen, ya que en algunos casos causan daños al bien público.

Carlos A. Muñiz J. cmuniz@edadsa.com.bo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día