Siguenos en:
Domingo
 25 de Agosto de 2019
Encuentro
Recuperando la señal perdida
La transmisión de la señal satelital que ofrecía alrededor de 200 canales por una inversión cercana a los mil bolivianos fue censurada por la ATT; sin embargo, técnicos ya ofertan la actualización del servicio
Domingo,  4  de Noviembre, 2012
Recuperando-la-senal-perdida
Ref. Fotografia: Tras la suspensión de la señal, los técnicos ya se dieron modos para recuperar aquel servicio.

El lunes 22 de octubre pasado, la televisión vía antena satelital se apagó para todos en el país y el continente. El cambio de los códigos de transmisión de los operadores oscureció la imagen para tristeza de sus miles de consumidores (según la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) existían 15 mil antenas funcionando en todo el territorio nacional, áreas urbana y rural). El interferido asunto dejó percibir varias señales. Se habla de ilegalidad, de piratería, de libre oferta y demanda, de intereses empresariales de por medio, de una disposición foránea que escapa a cualquier definición legal en el país. Pero a solo días de la suspensión que dejó a muchos huérfanos de televisión, algunos negocios empiezan a ofrecer un servicio de decodificación para recuperar la señal de eso que todos conocimos como la TV por cable. A sintonizar.

Km 40 off line
Juan V. vive en el Km 40, en el norte cruceño carretera a Cochabamba. Trabaja en la siembra-cosecha en los denominados “chacos” y habita una casucha que aún hoy exhibe una antena parabólica, que hasta hace poco lo ponía al tanto de lo que sucedía en el mundo. La compró hace dos meses en La Ramada durante uno de sus viajes a Santa Cruz ciudad; le costó 800 bolivianos a los que tuvo que sumar 200 más para su instalación y funcionamiento. Nunca le dijeron que la señal podía sufrir un corte. “No me explicaron nada de eso, solo que iba a tener televisión gratis para toda la vida con 200 canales”, ríe resignado pues sabe que no hay derecho a quejas. “Por más que quisiera pagar como he escuchado en las noticias, hasta aquí no llega el servicio de las empresas. Esta antena yo no la he robado, la he comprado, las autoridades debían controlar antes”.

Desde las ciudades, los operadores legales de televisión por suscripción anunciaron a principios de octubre que las señales se perderían luego de que hubieran acordado con los distribuidores internacionales el cambio de códigos, para que los mismos no puedan ser desencriptados por los actuales codificadores que funcionan en todo el país. Las empresas justificaban su accionar al sostener que ellos sí pagan por el servicio.

Álvaro Cuadros, gerente comercial de Multivisión, explicó que el servicio que ofrece su empresa toma en cuenta los impuestos y los derechos para la transmisión de la señal. “Pagamos una cuota mensual de acuerdo al tipo de servicio y de acuerdo al canal; de allí los diversos paquetes que se ofertan al público que se realiza de acuerdo al número y tipo de canales”. 

Por su lado, la Federación de Cooperativas Telefónicas de Telecomunicaciones de Bolivia (Fecotel) señaló que se trata de una decisión de gran avance internacional en la lucha contra la piratería ya que se viene afectando a los proveedores legalmente establecidos.

Sucede que estas antenas lograban acceder a Nagravisión, conocido popularmente como Nagra. “Esos decodificadores contienen un software falsificado que permite desencriptar señales protegidas de Tv pagada o por suscripción. Al utilizar uno de estos decodificadores piratas se vulneran dos leyes, la de Propiedad Intelectual y la Ley de Telecomunicaciones, ya que se hace uso de una señal que está protegida y por la que se debe pagar una suscripción para acceder legítimamente a ella”, señaló Cuadros.

La actividad comercial de compra de equipos, antenas y accesorios que permitían el acceso a señales satelitales, en sí misma no constituye una infracción al marco jurídico regulatorio. “En breve esto cambiará y se tendrá concluido todo el marco legal necesario para incautar equipos que hayan sido importados sin autorización”, explicó el director ejecutivo de ATT, Clifford Paravicini.

Este sistema de codificación ha migrado a sus versión número 3, con el fin de luchar contra la piratería que aqueja a los operadores legales de Bolivia, Chile y Perú, entre otros países.

Señal abierta
La ATT anunció que busca implementar un Plan de Acción, junto a otras reparticiones del Estado, para evitar la libre importación de decodificadores y antenas parabólicas al país sin su previa autorización.

“Es importante señalar que los equipos que los usuarios han adquirido seguirán siendo útiles para la recepción de señales de televisión digital pero únicamente para señales abiertas, no pagas. Además, los usuarios actuales de equipos piratas no serán sancionados o penalizados”, dijo Paravicini.

Pero quienes negociaban con este tipo de antenas también tienen su versión codificada de los hechos. “Las antenas se comercializaban como se lo hace con los celulares o la ropa usada, es la libre oferta y demanda”, dijo un técnico encargado de la venta e instalación de antenas satelitales que pidió reserva en su nombre. “Nosotros tampoco sabíamos de la suspensión de la señal, incluso yo me he quedado con mucha mercadería. No me parece justo pues la señal está en el ambiente y el satélite tampoco es del Gobierno como para restringir el acceso; las empresas de cable han tenido que ver en esta suspensión pues se les estaba acabando el negocio”, explicó. Pero este y otros técnicos ya tienen un método para recuperar la transmisión perdida por tan solo 800 bolivianos. Según afirma, esto es posible con la instalación de otra antena y un pequeño aparato llamado liberador, con los cuales el zapping vuelve a las pantallas. Sin embargo, no quiso entrar en mayores detalles, “está en el mismo internet, es cuestión de investigar”. Paravicini dijo por su lado que las dueñas de los derechos cambiarán constantemente su codificación.

También enterado el asunto, Juan V. duda en acceder al servicio para recuperar la señal. La necesita pero teme volver a invertir y perder su dinero. “Ahorré mucho para comprarme la antena, imagínese que vuelvan a cambiar el código y yo me vuelva a quedar sin señal. Esperaremos nomás”.
 

Televisión   para todos
 

El diputado por Convergencia Nacional (CN), Jaime Estívariz, presentó en la Cámara de Diputados el proyecto de ley “televisión para todos y todas”, que establece que el uso de antenas parabólicas estará sujeto a un pago mensual en las zonas urbanas de Bs 20 y en las áreas rurales de Bs 10 a favor del Estado, al margen de lo que el usuario haya pagado por la compra e instalación del aparato.

Estívariz afirmó que estas antenas cumplen una función social, más aún si se considera que la mayoría de las personas que la adquieren son de escasos recursos y que viven en lugares o zonas alejadas donde la señal de cable no llega.

Por su parte, el diputado Alex Orozco, también de CN, afirmó que existe un monopolio del servicio al acceso de Tv cable y es un privilegio al que pueden acceder aquellos que tienen recursos económicos, "no permitir un servicio a las familias pobres es una acción discriminatoria".
 

Atados por el cable

• La televisión por cable nace en las montañas de Pennsylvania (EEUU)en 1948. La gente que no vivía en una ciudad, o en un lugar donde las señales podían ser recibidas fácilmente, estaba privada de ver televisión.

• En el marco de la legalidad jurídica en Bolivia, solo 70 empresas que suministran servicios de televisión por cable en los nueve departamentos operan con el aval de la ATT.

• El portal web de la ATT fue intervenido o "hackeado" como represalia al corte de señal a antenas ilegales. Anonymus Bolivia se atribuyó la autoría de la acción.

autor : Marco-Basualdo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día