Siguenos en:
Miércoles
 21 de Octubre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Bajo el Penoco
'Hace falta aprender a escuchar'
Guadalupe Cárdenas. La principal representante de la Asociación de Esposas de Policías asegura que el amotinamiento pudo evitarse con una negociación previa.
Domingo,  1 de Julio, 2012
-Hace-falta-aprender--a-escuchar-

De repente una protesta sectorial aislada, encabezada por mujeres, convertiría el tercer feriado por Año Nuevo Aymara que celebra el país desde 2010, en un "escenario de golpe de Estado", a decir del gobierno. El reclamo había comenzado semanas antes del 21 de junio, con vigilias en pedido de mejoras salariales. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, salió entonces dispuesto a apaciguarlo todo con una sola frase: "El Tesoro tiene limitaciones presupuestarias". Cuando el motín estalló, Guadalupe Cárdenas, la presidenta de la Asociación de Esposas de Suboficiales, Sargentos, Cabos y Policías (Anessclapol), desde hace 12 años,  aparece como una de las figuras visibles de una sublevación que deja huérfanas de fuerzas del orden público por cinco días a nueve ciudades capitales y dos urbes intermedias.

Perfil. Guadalupe remonta su niñez a las calles y callejones de la Sede de Gobierno. De padre cruceño y madre paceña, su árbol genealógico inscribe a tres hijos, y dos nietos. El 5 de abril de 2000 es elegida para representar al grupo de esposas de policías. Anteriormente fue parte del Comité Cívico Policial, y un sinnúmero de campañas de salud, carnetización, entrega de útiles, entre otros. "¿Usted alguna vez fue parte del proceso de cambio?", le preguntó cuando hace una pausa en contabilizar su ayuda social. "No, nunca. Sabía que esto iba a pasar", afirma, y su voz se escucha gastada, como si el ritmo de los últimos días le estuviera cobrando factura. Desde 2004, cuando su esposo, el sargento Ramiro Gálvez Lazo, pierde la vida en cumplimiento del deber, ella se sostiene con rentas de alquiler y el pago de su  jubilación mensual de Bs 1.400. "No tengo un pasado que me busquen", responde, cuando se le recuerda las investigaciones que ya se han hecho a líderes de movimientos que buscan "desestabilizar", como también se ha calificado desde el Estado. "Excepto, la candidatura por la agrupación ciudadana de Cristina Corrales en 2004. Ese quizás fue un error", agrega en tono de broma.

El conflicto. Su gestión comienza en 2000 con una protesta contra el gobierno de Hugo Banzer Suárez, desde entonces cuenta que la inconformidad crecía con cada año. "Habíamos hecho muchas movilizaciones antes, por eso nunca llegué a pensar que  esta alcanzara la magnitud que tuvo", cuenta Guadalupe. Desde el momento que comenzó asegura haberse sentido presionada de diversas formas. "Fui amenazada. Cada tanto recibía llamadas para insultarme. Me dijeron que me iban a hacer desaparecer. La primera vez que firmé me sentí obligada porque decían que iban a perjudicar a mi hijo que estudia en Anapol".

Héroes y villanos "¿Qué le parece ver a la verde olivo desde el otro lado de la vereda?", le preguntó, y la voz autorizada de las esposas de policías lo resumen en que cumplen su trabajo. "Su deber es dar resguardo a la población. El problema radica en que no haya equipamiento para eso. Es como mandar a un doctor a operar sin instrumentos". No obstante, la dirigencia no busca una reforma al interior de la institución, de hecho frente a una propuesta de "descentralización", la dirigente responde que sería como "desmembrar las fuerzas del orden público".

Democracia e inseguridad. Durante los inicios del enfrentamiento, el viceministro de Gobierno, Jorge Pérez, adelantó que los policías insubordinados recibirían sanciones. Con la firma del convenio el martes 26 de junio esta determinación se suprimiría.  Más duro en sus declaraciones, el propio presidente, Evo Morales, los calificaba de "golpistas" y manipulados por el "Imperio", mientras paralelamente una comisión negociaba con su dirigencia. "Amedrentar, hacer escuchas telefónicas, y no sentarse a negociar, eso es atentar. Hace falta aprender a escuchar. El conflicto pudo solucionarse mucho antes, pero el Gobierno no quiso atendernos", resume.

Puntos del acuerdo entre comando general, anssclapol, anessclapol y representantes del gobierno nacional

Incremento: Ante la demanda salarial y velando sobre todo el bienestar de la familia policial, se acordó un incremento de Bs 100,00 (Cien 00/100 bolivianos) a todos los miembros de la Policía Boliviana, que se soldará al haber básico y será retroactivo al mes de enero de 2012.

Jubilación: Se establece una comisión para el incremento del 30% restante para una jubilación con sueldo íntegro en el plazo perentorio de 180 días.

 LEY 101: Se deja constancia la necesidad de la abrogación de la Ley No 101 de Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana, que les impide manifestarse públicamente, porque consideran que esta atenta contra sus derechos y garantías constitucionales.

Acerca del autor:
Rafael-Veliz-
Rafael Véliz
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día