Siguenos en:
Jueves
 20 de Septiembre de 2018
Bajo el Penoco
Tribuna
No dio ni la hora
Domingo,  5 de Junio, 2011

Dios irrumpió en la humanidad haciéndose hombre en las purísimas entrañas de María. Al encarnarse se insertó en la historia humana, asumió la naturaleza humana en evolución, en camino de superación. Nació y siguió creciendo dice San Lucas, “en sabiduría, en estatura y en gracia” (Lc 2,52)
Al subir a los cielos, el día de la Ascensión, terminó el proceso de la encarnación. Por ello, las novedades de la historia de Cristo, Dios y hombre, acabaron el día de la Ascensión.
La fiesta de hoy, la Ascensión a los cielos nos evoca una especie de regreso del Verbo a su casa, el cielo. La fiesta de hoy celebra la glorificación de la naturaleza humana que María engendró por obra del Espíritu Santo.
La subida o vuelta a los cielos de Cristo nos manifiesta que un hombre logra la posibilidad plena, entrar a los cielos. Esta humanidad entra a los cielos por tener “la plenitud de la divinidad”.
Como Pilato podríamos decir a Jesús: “he ahí al hombre” (Jn 19,5). Este hombre y Dios que es Cristo nos puede llevar a la pregunta, ¿quién es el hombre? El Concilio Vaticano II nos dice: “en realidad el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado. Cristo manifiesta plenamente el hombre, al propio hombre y le descubre la sublimidad de su vocación” (GS 22).
La Ascensión es como el desarrollo del acontecimiento más grande, la Pascua, y madurará con la venida del Santo Espíritu. Pascua, Ascensión y Pentecostés no son hechos aislados, son un único y dinámico movimiento de la salvación que ha realizado Cristo, la Cabeza de la Iglesia, del Cuerpo Místico.
Con la Resurrección y Ascensión, Cristo ha cumplido su misión y ha alcanzado la plenitud como hombre, “participa en su humanidad en el poder y la autoridad del mismo Dios”.
En el credo afirmamos, “resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso”. Con ello expresamos la fe pascual de la Iglesia. Es Dios Padre quien le ha dado todo poder a él y él a sus discípulos. Por ello, les envía al mundo, “vayan por todo el mundo, formen discípulos, bautícenlos” (Mt 28,19). Nuestro triunfo, es también el inicio de la misión de los discípulos. Los discípulos recibieron el encargo de no quedarse mirando al cielo. Mirar al cielo y no trabajar sería lo más cómodo.
La Ascensión de Cristo a los cielos es la llegada a la meta. Para la Iglesia, todos los bautizados, es el comienzo de su vida misionera. La Iglesia es por vocación misionera. Está llamada a testimoniar, con la palabra y la vida que Cristo es el Señor de la vida.
Los cristianos tenemos que superar la tentación de estar mirando al cielo y olvidar las exigencias del mundo, de los hermanos. Hay que trabajar para construir un mundo mejor. Hay que seguir ayudando a los hermanos para que puedan llegar a la meta final.
El encargo o misión que Cristo nos ha dado a todos sus discípulos no es fácil. Pero ante las dificultades debemos siempre recordar la presencia de Cristo en su Iglesia. La Ascensión no es un anuncio de una ausencia, sino de una presencia invisible: “yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo” (Mt 28,20).
Cristo, “ahora intercede por nosotros, como mediador que asegura la perenne efusión del Espíritu”. Pero Cristo está con nosotros, él es el “Dios – con – nosotros”.
En este día celebramos el Día Mundial de los Medios de Comunicación Social. Vivimos la época de los Medios, de las imágenes. Los medios los usamos los católicos y como cristianos estamos llamados a comunicar y transmitir el mensaje de Cristo, su Evangelio. Todos los bautizados debemos ser los continuadores de la misión de Jesucristo. Hoy día no podemos prescindir de los medios de comunicación social.
La tarea es ardua. Jesús no quiso decirles a sus discípulos nada. Los dejó en la incógnita de su vuelta, para que trabajemos sin desmayo. “No les dio ni el día ni la hora”. Ojalá que aprovecháramos todos los instrumentos para anunciar el evangelio, especialmente que nos sirvamos de los medios de Comunicación Social, para que la Buena Noticia llegue a todo el mundo.

Acerca del autor:
Jesus-Perez-
Jesus Perez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día