Siguenos en:
Viernes
 4 de Diciembre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Bajo el Penoco
Editorial
Debate: ¿quién gana y quién pierde?
Domingo,  4 de Octubre, 2020
Debate:-¿quien-gana--y-quien-pierde?

El candidato del MAS no sabe qué excusa poner para no asistir al debate previsto para este domingo 4 de octubre y es probable que no concurra a esta cita histórica, pues se trata del primer encuentro de candidatos previo a una elección en más de 20 años.

 La reticencia de Luis Arce tiene una lógica que se puede ver en los números. De acuerdo a las más recientes encuestas, el MAS puede crecer, aunque sea mínimamente, pero puede hacerlo y ese proceso podría revertirse en la medida en que los otros candidatos se dediquen a mostrar las debilidades del régimen anterior, que son muchas y que no tienen ninguna explicación y menos en boca del que más tiempo permaneció junto al cocalero y le dio cheque en blanco para derrochar, corromper y dilapidar la mayor bonanza que se haya producido en el país.

 Es por eso que la principal condición que puso Arce para asistir al debate es la firma de un pacto de no agresión y si no asiste, lo van a atacar, pero en menor medida. No se verá bien hacer trizas a alguien que está ausente. Otro razonamiento que también tiene cierto sentido es que ante la ausencia del MAS, los otros candidatos no tendrán otro remedio que lanzarse dardos entre ellos y en ese contexto algo puede ganar.

Para respaldar este punto de vista, los estrategas masistas han visto que los votos que llevan acumulados hasta el momento son los más duros, pues el partido azul tiene el menor porcentaje de adeptos que no están dispuestos a cambiar de opinión de aquí hasta el 18 de octubre, mientras que quienes se inclinan por el resto de los aspirantes tienen un mayor porcentaje de “voto blando”, es decir, los que  sí están dispuestos a revisar su postura. 

En definitiva, el MAS tiene mucho por perder si es que asiste al debate y esa pérdida será menor o puede traducirse en ganancia, dependiendo del comportamiento de los demás oponentes, que en ausencia de Luis Arce, deben medir muy bien sus intervenciones, de tal manera de no reducir la cifra de los electores (70 por ciento) que rechaza al MAS y menos aún, inclinar la balanza de los indecisos y de los poco convencidos a favor de quienes pretenden recuperar el poder después del fraude cometido el 20 de octubre del año pasado.

Las expectativas del electorado para el debate son muy grandes. Nadie espera asistir a una guerra desordenada llena de insultos de ataques, sino a un diálogo maduro y sincero en el que se puedan visualizar las propuestas para superar la crisis económica y los conflictos políticos que agobian a la población. Todos aquellos que todavía están indecisos sobre su voto o que se mantienen con algunas dudas, están esperando señales de solidez de los candidatos, muestras de convicción y de aptitud para enfrentar los duros desafíos que impone la recuperación de la democracia.

Justamente el debate de este domingo se constituye en el primer rasgo del cambio profundo que puede experimentar el país hacia el diálogo, la confrontación de ideas y la concertación. Pese a las diferencias que pueda haber entre las facciones en disputa, será una señal de unidad en torno de los grandes principios que se deben respetar.

El debate de este domingo se constituye en el primer rasgo del cambio profundo que puede experimentar el país hacia el diálogo, la confrontación de ideas y la concertación. Pese a las diferencias que pueda haber entre las facciones en disputa, será una señal de unidad en torno de los grandes principios que se deben respetar.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día