Siguenos en:
Viernes
 23 de Octubre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Bajo el Penoco
?A los clubes les hace falta paciencia con los juveniles?
Sorpresivamente, se conoci? la semana pasada que el entrenador m?s exitoso de las divisiones inferiores de Blooming ya no trabaja en el club. ?Se termin? el ciclo?, dice ?l; sin embargo, su respuesta no convence ya que no tiene l?gica que una entidad como la academia, considerada en el pa?s como la que mejor atiende a sus futuros talentos, se desprenda de un entrenador que en cuatro a?os le dio m?s de una decena de t?tulos, pues los dos ?ltimos los consigui? el a?o pasado con la Sub 15 y Sub 17.
Lunes,  8  de Febrero, 2010
?A-los-clubes-les-hace-falta-paciencia-con-los-juveniles?-

Saúl Ávila VillagÓmez //  entrenador de fútbol

FICHA personal
nacimiento //  14 /07/ 1966
Lugar //  Vallegrande, santa Cruz.
Trayectoria //  A los 18 años empezó a dirigir en la Academia Tahuichi Aguilera junto a ‘Cajeta’ Justiniano.
TÍTULOS //  Se graduó en la escuela de entrenadores de la Liga. Completó sus estudios en Paraguay.

Su carta de presentación son los once títulos que le dio a la academia en cuatro años de trabajo. Llegó el 2006 y se va cuando comienza el 2010. Su partida del club celeste no se entiende, aunque la respuesta que recibió de la dirigencia, cuando le dijeron que no le renovarían su contrato es que las divisiones menores iban a tomar otro rumbo. Estamos hablando de Saúl Ávila, un ex Tahuichi ganador y que ha dejado huella en Blooming.

¿Por qué se va de Blooming o qué pasó para que no le renovaran su contrato?
Cada año renovamos contrato, pero parece que la comisión de menores este año decidió darle otro rumbo a la conducción de los chicos y por eso buscó otro entrenador; por lo tanto, así terminó mi ciclo en Blooming.

¿Le deja conforme esa respuesta de la dirigencia, tomando en cuenta que usted le dio varios títulos al club en cuatro años?
A mí me cayó de sorpresa esta decisión, y seguramente mucha gente lo va a tomar así, pero ocurrió. De todas formas, estoy agradecido con la gente de Blooming desde su presidente y sobre todo con “Happy” (Erwin Peredo), de quien recibí siempre su apoyo aún no estando con nosotros todos los días. De la misma forma agradezco a mis jugadores, a mis colegas del cuerpo técnico y a mi familia que abandoné todo este tiempo por darme íntegro al trabajo en el club.

¿Está dolido ?
Por supuesto. Uno le toma cariño al trabajo, a los chicos, a sus papás y al mismo plantel profesional con el que llegué a trabajar un par de veces cuando la dirigencia me lo pidió. Sin embargo, me voy con la satisfacción del deber cumplido. Son casi cuatro años de trabajo, once campeonatos ganados y por lo menos 20 jugadores promovidos al equipo profesional.

Cuando conoció la decisión, ¿qué le dijo el presidente de Blooming?
Fue una charla tranquila porque sabe que mi labor en Blooming fue honesta y profesional desde el primer día. En la ocasión, el agradecimiento fue mutuo porque sencillamente se habló del fin de un ciclo. Desde luego que me voy con un poquito de amargura, porque considero que  se pueden conseguir muchas cosas más con las divisiones menores. Sin embargo, a toda la dirigencia le digo gracias porque está claro que lo que hacen con las menores es muy positivo para el fútbol nacional, aunque no alcanza con  tener buena infraestructura o buen material.

¿Qué otra cosa hace falta?
A Blooming le hace falta en primer lugar una comisión que entienda de fútbol y de divisiones inferiores. Esto para empezar, ya que los chicos necesitan más atención, más apoyo, más oportunidad y sobre todo mucha más paciencia.
¿Acaso trabajaban solos ustedes y sin el apoyo de la dirigencia?
No, a lo que me refiero es que acá con los menores no sólo se trata de poner plata y darle una buena cancha para entrenar. Hay que hacerle seguimientos a los chicos y apoyarlos en sus necesidades. Ahora si la dirigencia considera que trayendo a otra persona mejorará el trabajo en esta categoría bienvenido sea, porque si hay algo que yo destaco de este club es que se merece seguir creciendo porque es bueno lo que hasta ahora se viene haciendo.

Demos vuelta a la página, ¿ahora que está libre maneja otros retos?
Con un amigo estamos manejando un proyecto, que seguramente lo conocerán cuando se concrete. Lo claro es que voy a continuar ligado al fútbol. Tengo muchas ganas de cumplir metas y mientras tenga ese sueño voy a seguir trabajando.
¿Uno de esos sueños es dirigir un plantel profesional?
Así es. Cuando volví de Japón, donde trabajé por un tiempo, lo hizo con el fin de cumplir con ese sueño. Todavía tengo un espacio de tiempo, que me lo he propuesto, y espero tener esa posibilidad. Por eso el ciclo en Blooming me ha servido muchísimo ya que he demostrado que hay entrenadores de juveniles que pueden hacerse cargo de planteles de primera división. Se ha dado en otras partes del mundo y por eso mi aspiración apunta a eso.

Con la experiencia que ha tenido en Blooming ¿qué visión tiene del trabajo que se realiza en los clubes con las divisiones menores?
Hace falta gente que se arriesgue por los chicos. Es muy sencillo. En Blooming lo he visto y lo he charlado con los entrenadores. Sé que la presión de manejar un equipo profesional es fuerte porque exige la dirigencia y hay intereses económicos fuertes. Por eso, la presión de ganar campeonatos es urgente, pero cuando uno sabe que hay talento en la gente joven y se le da chance con paciencia se puede conseguir nuevos jugadores. Esto no es un secreto. En esto creo y es lo que le hace falta a la dirigencia y a los entrenadores de equipos de primera división.

¿Qué les falta a los entrenadores de primera división?
Ellos piensan que el trabajo en divisiones menores debe ser perfecto y esto no se pueda dar, porque los chicos entrenan dos a tres horas con nosotros y después se da el entrenamiento invisible que nosotros no podemos controlar. Por eso cuando el joven sube necesita más apoyo, más apoyo y más paciencia.

“La adulteración de edad en el fútbol es consecuencia de la sociedad nuestra. ?Es un mal hábito que nace en la familia y donde se cría el chico”

“Cuando AeroSur hizo el torneo junior lo felicité por su iniciativa. Ahora le reclamo por no haber tenido coraje de seguir con su torneo”
 

43 Años Es la edad de este joven entrenador cruceño que estuvo ligado a Blooming.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día