Siguenos en:
Miércoles
 21 de Noviembre de 2018
Bajo el Penoco
Tribuna
Cuestiones afines al año judicial
Domingo,  7  de Enero, 2018

Como muy pocas veces, circunstancias especiales se han dado en la inauguración del año judicial en Sucre, realizada el pasado miércoles 3 de enero. Por una parte la posesión de nuevos magistrados que fueron elegidos por voto popular en diciembre de 2016; por otra, el creciente rechazo al nuevo Código de Sistema Penal (antes simplemente y con mejor suerte: Código Penal)

En ese acto de posesión, el Presidente de la República afirmó lo que viene sosteniendo el oficialismo: que estas elecciones son inéditas y únicas en el mundo para cambiar la justicia en el país. Y como una variante de esta ya conocida formalidad que significa la inauguración del año judicial, se dio también la protesta de los profesionales médicos contrarios a la vigencia y aplicación del art. 205 del código del sistema penal que sanciona la práctica de profesionales en general, protesta que ha encontrado fuerte respaldo en sectores sociales del país y que ha derivado, finalmente, en un serio rechazo al nuevo código. 

La renovación periódica de autoridades judiciales, para tocar sucintamente un tema relacionado, no deja de ser una medida que puede significar la mejora en la administración de justicia. Esta modalidad que tuvo su punto de partida el 16 de octubre de 2011, para “cambiar la forma” de elegir magistrados pero no fue para definir nuevas líneas doctrinales de la justicia, tarea de mayor envergadura y responsabilidad que corresponde a jurisconsultos de probada idoneidad, algo que tiene que ver con la buena redacción de los instrumentos legales.

En cuanto al nuevo Código de Sistema Penal, promulgado recientemente, cuya aplicación está señalada a los dieciocho meses de su promulgación, sería recomendable que tanto el órgano legislativo como el ejecutivo del país, asuman un rol verdaderamente democrático en esta cuestión y se deje sin efecto la promulgación del nuevo instrumento legal a fin de atender observaciones y fundados pedidos de introducir cambios sustanciales en su texto, formulados por instituciones de carácter académico y sindical. Los primeros artículos del nuevo código, por ejemplo, podían haber sido parte de una exposición de motivos por cuanto no tienen carácter normativo en el sentido técnico de la palabra. 

A propósito, sobre los alcances de un código penal, decía el maestro Jiménez de Asúa: “Ha de contemplar las realidades, las imperfecciones y ha de estar llanamente escrito, puesto que (...) el código es para el pueblo tanto como para el técnico”.

Acerca del autor:
Rene-Baldivieso-
René Baldivieso
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día