Siguenos en:
Lunes
 18 de Marzo de 2019
Bajo el Penoco
Barlamentos
Bolivia es pobre y… despoblada
Viernes,  22 de Mayo, 2015

Bolivia es un país en diáspora, confirma Olivia Román Arnez en su Migrantes Metropolitanos, parte de la compilación Estudios en el Eje Metropolitano (Santa Cruz, Cochabamba, La Paz), conjunto de análisis de temas urbanos, realizado en base a una encuesta de Ciudadanía, Los Tiempos y Ceres. Se refiere a la acepción moderna de "diáspora" como la dispersión de grupos que abandonan su lugar de procedencia. Nuestra patria califica a tal mote toda vez que casi un tercio de su gente emigró en algún momento. Entre 2001-2012 emigraron encima de medio millón, más mujeres que varones.

Inicialmente el término "diáspora" se refería al pueblo judío de sucesivos exilios, primero como cautivos a Babilonia y Egipto, luego por el mundo luego de la segunda destrucción del Templo de Jerusalén por el emperador romano Tito. Sin embargo, se menciona más de una docena de diásporas. No cabe duda que la de moros y sefardíes se debió a la expulsión, el mismo año que España iniciaba la conquista del Nuevo Mundo. La de armenios en Turquía, allá por 1915, se debió al que fuera genocidio, inspirador tal vez de la "solución final" contra los judíos en la Alemania nazi y sus territorios conquistados. La diáspora cubana se originó en cuestiones políticas que llevara a tantos a vivir a noventa millas de mar de su isla.    

Pero es la falta de oportunidades, cuando no la miseria de sus lugares de origen, que subyace las diásporas pasadas de gallegos, canarios y vascos; de griegos y turcos; de chinos. La globalización por la revolución comunicacional agrava oleadas de africanos al sur europeo; de mexicanos y latinoamericanos al gran país de inmigrantes que fue, es y será Estados Unidos. Se habla incluso de que la inmigración árabe está convirtiendo el continente en Eurabia, algo sobrecogedor por el radicalismo islámico.    
 
¿Por qué Bolivia es tan despoblada? Colombia, la cual supera al territorio boliviano en solo 100.000 Km2, tiene cuatro veces más gente y progresa aún con la sangría de insurgencias fratricidas. Bolivia tiene 9, quizá 10 habitantes por Km2, encima desigualmente distribuidos. Comparen los habitantes por km2 de nuestros vecinos. La despoblada Argentina tiene 14,4 habitantes por km2. Un país continente como Brasil, sobrecargado en ciudades costeras y casi vacío tierra adentro: 22,5. Chile: 21,9. Perú: 20,0. Aún Paraguay tiene mejores indicadores de desarrollo y densidad (25,2) que nuestro país.

Nuestra patria en vez de ser país de inmigrantes, se ha trocado en exportadora de gentes. Según la Organización Internacional de Migraciones (OIM), labran un futuro en tierras foráneas más de tres millones de bolivianos. Argentina tiene más de un millón; EEUU, 600.000; Brasil, 500.000; España, entre 300 y 350.000. Peor aún para el país, la migración es un proceso selectivo: emigran jóvenes y expertos en algún saber o destreza.   

No fue siempre así, dirá alguno, aludiendo a grupos de árabes, croatas y alemanes que rebasaron puertos marítimos de llegada y se animaron a ir tierra adentro por auges mineros o del caucho. Sostengo que fueron solo rebalses, en virtud del enclaustramiento marítimo y la ausencia de políticas que fomentaran la inmigración. Se ha llegado a extremos del complejo de inferioridad y jingoísmo, al "tabear" iniciativas de migración masiva de Rodesia, hoy Zimbabue, y de Sudáfrica, por temor a ser "colonizados" una vez más...

La consigna actual del gobierno es, o parece ser, una Bolivia aimara que se contraponga al Perú incaico o al Chile araucano, todas ficciones políticas. La colonización interna del país por "quechuaimara" (donde se sabe quienes mandan), cumple un dicho popular gringo de guardarse el queque y comérselo al mismo tiempo ("keep the cake and eat it too"). Permite que comunarios aimaras o traficantes de tierra mestizos, mantengan sus parcelas en el altiplano o en los valles de origen, mientras "colonizan" –por no decir invaden- tierras en el Tipnis o en Santa Cruz.

Y Bolivia sigue exportando cerebros y mano de obra, junto con sus materias primas. Es cierto, sus remesas palian en alguna medida la estrechez o el dispendio gubernamental, pero cabe preguntarse si su contribución sería mayor al progreso patrio si trabajasen en el país, en lugar de dar lo mejor de sus años a otras banderas.

La pobreza y el mal gobierno están en la raíz del problema de la diáspora boliviana. Basta revisar los indicadores nacionales para constatar lo primero, así hayan mejorado los cuadros de "clase media" en base al contrabando, el narcotráfico y el sacrificio de migrantes que envían remesas del exterior. Si en el pasado machacaron la idea de "un país de vencedores", en este gobierno se desencadenó una orgía de malgasto en obras megalómanas, como la de entrar a la era espacial con un satélite sobrevaluado y poco útil; al exclusivo club nuclear con usinas atómicas. Ahora resucitan una carretera que matará el Tipnis para engordar arcas partidarias (¿o personales?) o favorecer a los invasores cocaleros.

Dice Gareth Evans de la Universidad de Harvard, que en el mundo preocupa la desigualdad interna mientras subsiste la global. Origina la migración africana en chalupas atestadas a Europa; está en el fondo del negocio de coyotes que lucran de gentes que cruzan la vigilada frontera mexicano-estadounidense en pos de cualquier empleo en el "imperio". ¿Por qué no hacen como Roosevelt, que sacó a su país de la Gran Depresión con obras gigantescas, pero beneficiosas?.

Acerca del autor:
Winston--Estremadoiro-
Winston Estremadoiro
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día