Siguenos en:
Martes
 17 de Septiembre de 2019
Bajo el Penoco
Enfoque Internacional
Avances en México
Martes,  10 de Marzo, 2015

La detención de Omar Treviño, líder de uno de los cárteles más poderosos de la droga en México -los Zetas-, es sin duda un gran éxito por el que hay que felicitar al Gobierno de Enrique Peña Nieto y a toda la sociedad del país norteamericano.El narcotráfico es, hoy por hoy, el principal enemigo de la existencia de México como Estado moderno. El dinero procedente de sus actividades delictivas alimenta una maquinaria de corrupción que está ahogando al sistema y provoca una violencia sencillamente inaceptable para unos ciudadanos que no merecen vivir en estado de inseguridad extrema permanente.

El Gobierno se apunta un importante tanto con la captura de Treviño, y envía un doble mensaje. En primer lugar, hacia dentro: a pesar de todos los problemas políticos y económicos, el Estado no olvida quiénes son los principales enemigos. Y segundo, hacia la comunidad internacional, poniendo de manifiesto que México no es una zona liberada para el narco y que la expresión “mexicanización” -desafortunadamente empleada a propósito de Argentina por el papa Francisco hace días- tiene que desaparecer progresivamente del vocabulario global.

Dicho esto, es preciso recordar que la presidencia de Peña Nieto sigue cuestionada en lo que se refiere a la eficacia del Estado para proteger a sus ciudadanos y a la transparencia de las instituciones.

La desaparición y asesinato de los 43 estudiantes de Iguala -con sus ramificaciones de impunidad, corrupción política, ineficacia estatal y compadreo entre el narcotráfico y los gobiernos locales- representa un punto de inflexión que no se puede ni se debe olvidar.

La lucha contra el narcotráfico es crucial, pero no lo es menos la necesidad urgente de que el Estado y la legalidad amparen a todos los ciudadanos, y que se impongan en todos los lugares del país, algo que no sucede todavía.

Por tanto, la detención del líder de los Zetas debe ser asumida al mismo tiempo con satisfacción y sin triunfalismos. Los hechos muestran que, por desgracia, a unos cabecillas detenidos les suelen sustituir otros. Lo importante es que el Estado persevere en su lucha contra el crimen organizado y que la sociedad sea consciente de ello y lo respalde. Peña Nieto ha demostrado estar en la buena senda de la guerra al narcotráfico y merece todo el apoyo que se le pueda prestar.

Acerca del autor:
Editorial-El-Pais-Madrid-
Editorial El País-Madrid
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día