Siguenos en:
Viernes
 4 de Diciembre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Bajo el Penoco
Editorial
Los jurados electorales
Sábado,  7 de Marzo, 2015

Con el sorteo de los Jurados Electorales, el Tribunal Departamental Electoral de Santa Cruz ha cumplido sus deberes. Ahora corresponde que las personas sorteadas para que ejerzan de máximas autoridades en cada mesa de sufragio cumplan con lo suyo. Las funciones de Jurado Electoral se fundamentan en los derechos y deberes ciudadanos para fortalecer la democracia. Entonces, de hecho, el rol de Jurado Electoral deviene en fundamental no solo para la transparencia del proceso, de suyo imprescindible, sino también para la fluidez y armonía de la jornada electoral. La presencia y desempeño de los Jurados viene a representar la esencia participativa de la ciudadanía en elecciones.

Sin embargo, pese al reclamo colectivo de la propia ciudadanía por un mejor sistema de derecho, a menudo se olvida, o se pasa por alto, que la democracia funciona mejor en la medida que la gente participa y hace suya esta forma de convivencia civil. Sin participación ciudadana, consciente y proactiva, se dan las condiciones para un caldo de cultivo social donde se fermenta la negación del sistema, proliferan las trampas, los fraudes, los enfrentamientos, el desaliento por una organización electoral débil y desalentadora. Sin una participación ciudadana militante y, en este caso, sin Jurados Electorales capaces de fortalecer la democracia, se socavan los fundamentos del derecho.
 
En esta perspectiva, las excusas para no ser partícipe como Jurado Electoral se han reducido al mínimo. El Tribunal Electoral Departamental ha decidido que si los ciudadanos no asumen su rol en la sociedad, deben por lo menos ser sancionados más drásticamente. De esta manera, se sabe que las personas sorteadas solo se podrán excusar de ser Jurado Electoral en caso de enfermedad probada con certificación médica, estado de gravidez avanzada, fuerza mayor o caso fortuito comprobado con documentos y, finalmente, ser dirigente o candidato de organización política, debidamente acreditado. En otras palabras, la excusa debe tener una razón valedera.
 
En este punto, conviene advertir que -dentro de una tendencia social negativa- una parte de los ciudadanos elegidos como Jurados Electorales ha pretendido desentenderse de la responsabilidad otorgada por la sociedad en cada justa eleccionaria. Quedan pocas explicaciones para este comportamiento. Entre ellas está la falta de conciencia sobre un proceso democrático que ha costado sangre, dolor, luto y sufrimiento a la sociedad boliviana. Negar la importancia de la democracia -aun con todos sus defectos- constituye una gran irresponsabilidad del ciudadano, porque significa menospreciar la historia nacional y el enorme valor de quienes han luchado y muerto por la libertad.
 
Si la democracia resulta ser un bien colectivo como sistema social para ejercer a plenitud los derechos y deberes de los ciudadanos, en un clima de paz y justicia, de transparencia y honestidad, buscando el bienestar común, lo menos que se puede hacer es preservarla y fortalecerla. Ser elegido Jurado Electoral debiera ser considerado un honor y no una pesada obligación. Estar al frente del funcionamiento idóneo de una mesa de sufragio, donde se decide el destino del municipio y el departamento, debería considerarse un rol de privilegio, como lo es. Quienes buscan la excusa para no participar en este sitial, son los mismos que se quejan amargamente de la democracia.

Estar al frente del funcionamiento idóneo de una mesa de sufragio en las elecciones donde se decide el destino del municipio, el departamento y el país, debería considerarse un rol de privilegio, como precisamente lo es.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día