Siguenos en:
Martes
 25 de Septiembre de 2018
Bajo el Penoco
Tribuna
La ONU y los derechos humanos
Domingo,  17  de Noviembre, 2013

La Carta de las Naciones Unidas firmada el 26 de junio de 1945 es el documento histórico mediante el que la comunidad internacional creó dicho organismo inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial que significó fundamentalmente la confrontación de dos ideologías contrapuestas: una totalitaria y otra democrática.  Para bien de la humanidad resultó victoriosa esta última. En el Preámbulo de este documento está plasmada la decisión de todas las Naciones del mundo de “reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor  de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y de mujeres”, una proclama que ha dejado de ser lírica para insertarse en la esfera de la aplicación práctica en todos los Estados miembros de la ONU.

Es bueno recordar transcurrido casi un cuarto de siglo – junto a los breves antecedentes antes señalados – que en noviembre de 1989, la presión popular en Alemania hizo posible algo que hasta entonces parecía difícil de lograrlo sin recurrir a una contienda bélica, la caída del muro de Berlín que hasta esa época no solo dividía territorialmente al país sino que representaba a dos sistemas políticos igualmente contrapuestos: dictadura por un lado y democracia por otro.  Este hecho culminaría con el derrumbe inevitable del régimen soviético y de sus áreas de influencia continentales, aparte de que resultó más despejado el camino para las opciones democráticas en varios países de Europa.

Son contados ahora los países que todavía se aferran al sistema cerrado y dictatorial, o que lo adoptan para imponer el gobierno de partido único con la deplorable secuela que ello trae consigo en desmedro de los derechos humanos y en los que particularmente la disidencia de opinión política se califica como delito contra el Estado y no se permite expresarla, cerrando así  el margen del legítimo ejercicio de las libertades individuales, de la iniciativa privada y de otras prerrogativas inherentes a una sociedad libre y civilizada.

Un hecho reciente nos ha motivado hacer mención especial de las Naciones Unidas como expresión de la comunidad internacional preocupada de manera permanente por el desarrollo democrático de los países miembros, que tiene entre sus órganos internos al Consejo de Derechos Humanos (CDH), denominación que nos ahorra todo comentario sobre sus objetivos y que se supone debe estar conformado por miembros que representan a Estados donde hay respeto y protección a la persona y a sus derechos. Sin embargo, parece haberse olvidado este objetivo en el seno de tan importante organismo mundial a tiempo de elegir a los miembros del Consejo de Derechos Humanos.  La información de los últimos días que se tiene sobre la cuestión es que la Asamblea General de las Naciones Unidas, a tiempo de conformar dicho Consejo, ha elegido, entre otros países, a Cuba “donde se violan los derechos humanos hace 50 años”, como uno de sus miembros.

Si bien corresponde a los Estados miembros elegir a los integrantes del CDH, el caso no deja de ser preocupante pues se trata de un órgano de las NN.UU. encargado de la defensa de los derechos humanos algo que, por principio, no debería estar encomendado a miembros que representan a regímenes que desde hace tiempo se caracterizan por la violación y desconocimiento de los derechos humanos antecedente que los inhabilitaría moral y políticamente para integrar dicho Consejo que tiene que ver con la libertad, la dignidad y el valor de la persona humana como proclama el documento histórico de las NN.UU.

Acerca del autor:
Rene-Baldivieso-
René Baldivieso
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día