Siguenos en:
Martes
 25 de Septiembre de 2018
Bajo el Penoco
Tribuna
Apuntes sobre recientes decisiones judiciales
Domingo,  16  de Diciembre, 2012

La opinión internacional ha destacado en los últimos días una decisión adoptada por la justicia argentina que resolvió ampliar la medida cautelar que permite al diario Clarín mantenerse al margen de la adecuación establecida por la denominada Ley de Medios, con lo que se puso atajo a la pretensión gubernamental de poner restricciones a la libertad de opinión. La presidente de la Argentina ha mostrado su contrariedad por esta medida y ante otra decisión de un tribunal que favorece a encausados, presuntamente involucrados en un delito de secuestro, ha planteado la necesidad de democratizar y de ejercer un control republicano del Poder Judicial, cuando bien sabemos que el cumplimiento del principio de separación de poderes ya es garantizar la democracia.

En los casos mencionados, ley de medios y democratización del Poder Judicial,  asoma nítida la intención política e inocultable de un régimen con inclinaciones autoritarias que siempre verá en la prensa libre un obstáculo a sus designios. Así ocurre en todo sistema totalitario, o proclive a él,  donde la disidencia no es un derecho sino un delito.

Y es en el ámbito de los procesos judiciales –como señalamos en su oportunidad- donde se presenta la necesidad de tomar decisiones para la protección efectiva de los derechos fundamentales de la persona especialmente cuando ellos están amenazados o son objeto de atropello, más aún cuando se pretende aplicar una ley permisiva de excesos de autoridad o está en juego la libertad del individuo, valor supremo que está inscrito no solo en los instrumentos internacionales sino consagrado en la Constitución boliviana.

A pocos días de haberse celebrado la Declaración de 1948 (10 de diciembre), resultará  pertinente recordar a órganos jurisdiccionales y autoridades públicas en general, el texto del art. 30 de esta Declaración: “Nada en la presente Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración”.

Refiriéndonos ahora a casos concretos ilustrativos de actual y futura relevancia dentro de la administración de justicia en nuestro medio, relacionados con lo que aquí afirmamos, habrá que señalar que si los órganos judiciales respectivos hubieran optado porque el ciudadano norteamericano Jacob Ostreicher asuma su defensa en libertad -luego de una cuestionable detención preventiva de más de un año, en vez de acudir a un raro factor de dilación remitiendo el caso al juez para que resuelva la cesación de la detención preventiva- creemos que la medida hubiera estado ajustada a lo que dice la Declaración de 1948 y nuestra Constitución. Igualmente, en el caso de René Joaquino, Alcalde electo de Potosí, se dio la oportunidad al Tribunal Supremo (que luego de anular la sentencia remitió la causa al tribunal de segunda instancia) de sentar una jurisprudencia que acabe con la judicialización de la política y se vaya recuperando con seriedad la vigencia del Estado de Derecho.

Acerca del autor:
Rene-Baldivieso-
René Baldivieso
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día