Siguenos en:
Jueves
 15 de Noviembre de 2018
Al Cierre
Tribuna
Siria: situación inaceptable
Viernes,  23 de Marzo, 2012

Con esta frase, el Secretario General de las Naciones Unidas ha resumido el sentimiento de la comunidad internacional ante la masacre que sufre el pueblo sirio en su dramática lucha por instaurar una democracia y sustituir al régimen dictatorial que ya tiene 40 años. “No hay tiempo que malgastar ni perder. Solo un minuto, una hora de retraso supondrán que mueran más personas” – expresó dicho alto funcionario, para luego añadir: “Sabemos que todos tenemos la responsabilidad de trabajar hacia una resolución de esta crisis profunda y extremadamente peligrosa”. El régimen del presidente Asad ha querido justificar esta brutal represión con la acusación de que se trata de “grupos terroristas”, como si un alzamiento popular que busca el retorno a la democracia se pudiera comparar con los actos de violencia alevosa y de menosprecio a la vida de seres inocentes, que caracterizan al terrorismo.

Dos grandes potencias: Rusia y China, se han opuesto a una condena al régimen que gobierna Siria. Tal vez la unidad de criterio en esta cuestión, hubiera permitido a las NNUU adoptar medidas más eficaces y oportunas que sirvan para evitar una masacre por la que no puede haber indiferencia ni condescedencia en ninguna parte del mundo. Al parecer Rusia estaría cambiando de posición si nos atenemos a las recientes declaraciones de su Ministro de Relaciones Exteriores quien afirmó que la “dirección Siria reaccionó mal a la aparición inicial de manifestantes pacíficos y (...) está cometiendo muchos errores”. Pero tales afirmaciones –por supuesto- no garantizan una actitud favorable a la condena.

La universalidad de los derechos humanos –conviene destacar ahora- debe llevar al mundo a ser solidario con aquellos países donde regímenes dictatoriales se aferran al poder con el uso de la fuerza, atropellan la libertad y la vida de las personas y pasan a planos secundarios las demandas populares de interés público, pues fijan como prioridad la permanencia del grupo o partido político en el ejercicio del poder, sin que importe la alternabilidad democrática. De ahí que alinearse con la posición represiva del gobierno sirio, bajo el argumento evasivo de que se debe respetar la soberanía de ese país y dejar que resuelvan sus propios problemas, no sólo es hacerse partícipe de la acción represora del régimen y complicarse con sus actos de violencia contra el pueblo, sino identificarse con un régimen totalitario y apartarse de las reglas de convivencia democrática y civilizada a las que está sujeta la comunidad internacional.

En realidad, estamos ante un caso que tiene las características previstas por aquel histórico documento aprobado el 10 de diciembre de 1948 (Declaración Universal de los Derechos Humanos), que considera esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de derecho “a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”.

Acerca del autor:
Rene-Baldivieso-
René Baldivieso
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día