Siguenos en:
Miércoles
 21 de Noviembre de 2018
Al Cierre
Falso af?n colectivo
Martes,  20  de Enero, 2009
Falso-af?n-colectivo
Retomo mi trinchera de ideas con renovado y siempre bien ponderado ímpetu. Extrañé los ojos de mis lectores. En estos tiempos, escribir también es una forma de terapia, especialmente en un país que exiló a Freud, aunque a muchos del árbol del poder, un psicoanálisis les sentaría de perilla. Pero volvamos a la coyuntura, en términos económicos y también políticos el año que despierta rebalsando de tiempo se avizora difícil,  aunque los avestruces del oficialismo se empeñen en negarlo.  La economía mundial entró de lleno a una recesión. El Producto Interno Bruto de los países desarrollados, encabezados por Estados Unidos, se reducirá en -0.5 por ciento en el 2009. Achichiu caray, duele la caída. Una frase de efecto para estos momentos solía ser: si a los ricos les da una gripe al resto del mundo le da una pulmonía, pero, ¿qué ocurre cuando a los países industrializados les da una pulmonía?  Esta es una respuesta que aún no podemos dar, la última vez que ocurrió este fenómeno recesivo fue los locos años treinta.  Las economías emergentes como China, India, Brasil y Rusia, otrora vedettes de escenario internacional, también desaceleran sus ritmos de crecimiento económico en el año que recién da las caras. Por el vecindario, las cosas tampoco parecen muy alentadoras. Según la Cepal, en el 2009, la economía de la región con suerte llegará a un crecimiento de 1,9 por ciento. Esto de hecho ya lo hemos sentido los primeros días de enero, Brasil nos comunicó, lacónicamente, que dejaría de importar gas natural boliviano en un 30 por ciento. Después del pataleo del gobierno, presentado como un gran triunfo diplomático, la reducción será del 20 por ciento hasta mayo, y después veremos dicen los de Petrobras. Con victorias como estas estamos perdidos, diría el viejo Pirri. El exceso de oferta nacional de gas se intentará colocarlo en el mercado argentino. Esta reducción en cantidades agarró de sorpresa a todos, sobre todo al gobierno, y se explica por la desaceleración de la economía brasileña y cambios en su matriz energética. Los vecinos usarán más hidroelectricidad, San Pedro hizo su parte y sus represas están llenas de agua. Además, otros productos derivados del petroleo, como diesel, están más baratos que el gas boliviano. Prevalecen los criterios económicos, los discurso de hermandad son sustituidos por un frío pragmatismo. Una vez más predomina la escuela realista de la relaciones internacionales, que sostiene que los países tienen intereses y no amigos. Pero lo más complejo recién se avecina, entre abril y mayo se viene el reajuste hacia abajo de los precios del gas natural, con cierto retraso por las fórmulas del contrato, pero en algunos meses estos precios reflejaran la caída del petróleo a menos de 40 dólares. Así que en algunos meses no sólo venderemos menos energético, sino que este también será mas barato. Las arcas públicas del país temblarán aunque los compromisos sociales y las sobre todo, las promesas continuarán. Las exportaciones mineras también se reducen desde el último bimestre del año pasado, y ciertamente las remesas internacionales van por el mismo camino. En suma, están dadas todas las condiciones para una tormenta económica financiera perfecta.  En cuanto eso, en la tierra de la revolución hay el convencimiento de que se matará a la crisis con la indiferencia, a peores enemigos ha derrotado el gobierno. Se apuesta al blindaje político y discursivo en un año repleto de elecciones. Es la perfecta tormenta política. El próximo domingo aprobaremos el elixir de la felicidad económica y social instantánea: la nueva Constitución Política de Estado. Pare de sufrir, llegó la Suiza social basada en el recién rejuvenecido modelo nacional desarrollista al cual se le hizo una lipo y se le cortó las uñas. Una vez más se apuesta a la explotación, y ahora sí, industrialización de los recursos naturales. ¡Carajo, cómo no se nos ocurrió antes, que brutos los del ‘52¡ La inauguración del “museo de grandes novedades”, con derecho a milluchada y banda está preparada. Por supuesto que el modelo económico negeriano propuesto en la nueva carta marga que tolera, con cierta resignación de coyuntura al sector privado,  será incapaz  de atender la hiperinflación de expectativas sociales y económicas que se están creando. Pero en el amor y la politiquería el papel aguanta todo. Total que venga la crisis internacional, la derrotaremos desde las calles con nuestros puños en alto y chauchitando el dinero de los recursos naturales. Así que todos de palomita al falso afán de la carrera electoral, que algunos unos se empeñan en llamar de revolución.  Total, como en el pasado, el hambre y desempleo siempre pueden esperar en Bolivia. Las causas justas que la gente reivindica, nuevamente están presas de las ideas viejas y cansadas del pasado, y ahora, encima se avecina, una de las peores crisis del capitalismo globalizado.

*G. Chávez es economista  chavezbol@hotmail.com
autor : Gonzalo-Ch?vez-A.
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día