Siguenos en:
Miércoles
 14 de Noviembre de 2018
Al Cierre
En hecho confuso muere de un disparo hija de un policía
La joven recibió un disparo en la cabeza cuando se encontraba con un grupo de jóvenes ayer por la madrugada. La Policía cree que sus amigos intentaron asaltar a un hombre que resistió el robo.
Martes,  16  de Noviembre, 2010
En-hecho-confuso-muere-de-un-disparo-hija-de-un-policia
Ref. Fotografia: MORGUE • El padre de la víctima junto a sus familiares retiraron el cuerpo de su hija y evitaron contacto con la prensa.


Una serie de conjeturas rodean la muerte de Lisette Miriam Coronel Cuisa (18) que recibió un disparo en la cabeza cuando se encontraba con un grupo de amigos en el barrio 26 de Mayo, zona de Los Lotes. La joven fue encontrada la madrugada de ayer botada en la calle a pocas cuadras de su domicilio luego que se escucharan varias detonaciones de arma de fuego que alarmaron a los vecinos.
Un testigo que prefirió guardarse en reserva, comentó que al poco rato de los disparos observó huir a varios jóvenes de la zona del hecho. A los pocos minutos los efectivos policiales de esa zona ubicaron a uno de los amigos de la víctima cobijado en su domicilio debajo de una cama desde donde fue sacado y llevado hasta la Felcc. Se conoció por versiones de la tía de la víctima que su padre es policía activo.

¿Intentaron asaltar?. Según la Policía, la hipótesis que más se asemeja a la realidad es que la muchacha se encontraba entre un grupo de seis jóvenes que supuestamente intentaron atracar a un transeúnte que al verse reducido y en peligro sacó un arma de fuego y disparó contra el grupo de adolescentes con tal mala fortuna que uno de los proyectiles alcanzó la cabeza de la joven que murió casi de forma instantánea.
La otra versión es que su enamorado, en aparente ataque de celos, tomó un arma y le disparó aunque esta opinión quedó descartada.
Su madre, María Cuisa, dijo que la última vez que vio con vida a su hija fue el domingo por la noche cuando le compró pollo y soda para que cenara, por lo que pensó que se encontraba durmiendo.
“No pensé que se había salido a andar, me enteré cuando un vecino me dijo que habían matado a mi hija”, indicó llorosa en la morgue del hospital San Juan de Dios.
Su padre, Javier Coronel, que llegó para realizar los trámites del retiro del cadáver, negó brindar detalles de lo ocurrido. La madre de la víctima comentó que su hija trabajaba de noche atendiendo un bar karaoke en el quinto anillo de la Radial 13 y durante el día estudiaba.
El médico forense señaló como la causa de la muerte un traumatismo encefalo-craneano a consecuencia de un disparo en la cabeza que perforó el cerebro.
Hasta ayer la Policía logró detener a dos sospechosos, entre ellos un menor que fue sometido a la prueba del guantelete y dio positivo.

Acerca del autor:
Lubomir-Endara-Sanchez
Lubomir Endara Sanchez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día