Siguenos en:
Martes
 15 de Octubre de 2019
Al Cierre
Pugna por el poder
Guerra del narcotráfico en la llamada Triple Frontera
Disputa. Las mafias del narco se disputan el control de la cocaína y el comercio de armas en la zona que delimita a Brasil, Paraguay y Argentina.
Domingo,  10 de Julio, 2016
Guerra-del-narcotrafico-en-la-llamada-Triple-Frontera
Ref. Fotografia: Poder. La ametralladora antiaérea calibre 50 con la que lograron matar y perforar el blindado del 'rey de la frontera'.

En una escena digna de una película de Hollywood, hace dos semanas, un grupo de más de 100 sicarios con armas de guerra y vehículos blindados acabaron con la vida del empresario y presunto narcotraficante Jorge Rafaat en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, fronteriza con Brasil.

El incidente, ampliamente reseñado (incluso se ha publicado en YouTube un video del asesinato), es tan solo uno de los muchos episodios de violencia y guerra entre bandas que se producen en la llamada “Triple Frontera”, territorio donde naturalmente se delimitan Brasil, Paraguay y Argentina.

Contienda por el poder. Los enfrentamientos entre grupos rivales o en competencia por el control del comercio ilegal en la zona son constantes.

En concreto, las autoridades tienen la certeza de que el asesinato de Rafaat inicia una disputa por la hegemonía de uno de los principales canales de distribución, producción y comercialización de marihuana y cocaína de Sudamérica.

Tanto Paraguay como Brasil intensifican esfuerzos para reforzar sus fronteras y dar golpes certeros contra estas organizaciones delictivas que utilizan lo particular de la zona para hacerse con el delito.

Cocaína boliviana y colombiana. Una investigación de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) de Paraguay, señala que el narco brasileño Jarvis Chimenes Pavão, de 48 años, suministra cocaína boliviana y colombiana al Primer Comando de la Capital (PCC) y al Comando Vermelho (CV), que es transportada en pequeños aviones hasta sus haciendas en el lado paraguayo de la frontera. Una alianza estratégica con las mayores mafias criminales de Brasil, pone a Pavão al frente de los negocios en la región.

Condenado a 17 años de cárcel en Brasil, por lavado de dinero, Pavão fugó a Paraguay, donde fue apresado en 2009 con otro brasileño, Carlos Antonio Caballero, jefe de una de las unidades del PCC en la zona fronteriza entre Pedro Juan Caballero y Ponta  Porã. En la cárcel donde cumple una pena de ocho años por tráfico de drogas, Pavão estrechó lazos con una facción de las mafias.

Una operación de 1 millón de dólares. Rafaat cayó en una emboscada a pocas cuadras de Ponta Porã.

Mientras su seguridad de 30 personas intercambiaban disparos con sus atacantes, el blindaje de su vehículo tipo Hummer, donde él se encontraba, fue perforada por los proyectiles de la ametralladora antiárea calibre 50, instalada en un Toyota Fortuner que fue robada en Argentina. Rafaat recibió 16 disparos.

La operación habría costado cerca a 1 millón de dólares, considerando la logística, el número de pistoleros y el valor del arsenal incautado, según las estimaciones del servicio de inteligencia del Senad.

Manejó los narcohilos desde su prisión. Según información de la misma policía, Pavão tiene privilegios en Tacumbu, que incluyen una suite con televisión, celular y frigobar. Desde allí toma las decisiones.

El Senad señala a Pavão como sospechoso de ordenar el asesinato de Rafaat. Uno de los dos vehículos usados en el atentado contra el narcotraficante fue hallado en una de sus propiedades en Pedro Juan Caballero, frontera con Brasil.

Por medio de su abogada, Laura Casuso, él negó que haya mandado asesinar a Rafaat, lo mismo que los familiares de la víctima. 

Sin jerarquía
Mafias trabajan de forma cooperada

Padrón.  Las cuadrillas dedicadas al tráfico de drogas en la frontera, están siguiendo un padrón mundial de pulverización del poder de mando, trabajando en unidades de forma estrecha. La estructura está más horizontalizada, con menos jerarquía y más cooperación entre los grupos, de esa manera comparten las ganancias y las eventuales pérdidas.