Siguenos en:
Martes
 27 de Octubre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Seguridad
Editorial
Nuevas metas contra la pobreza
Miércoles,  14 de Octubre, 2015

Esperemos que alguien le haya puesto atención al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien aprovechó su estadía en Bolivia para difundir la nueva agenda de desarrollo que se ha propuesto el organismo, cuya meta es erradicar la pobreza extrema del mundo en los próximos 15 años, lo que significa mejorar significativamente en todas las áreas sociales, servicios básicos, igualdad de género y acceso a la vivienda, a la salud y la educación, entre otras.

En medio de la algarabía anticapitalista desatada en la cumbre de Tiquipaya, donde más importante era hablar del mar y de la reelección presidencial, el líder coreano ratificó el compromiso asumido durante la Tercera Conferencia de Financiación para el Desarrollo realizada en Adis Abeba, capital de Etiopía, uno de los países más pobres de África. Para no perder la perspectiva, alguien debería señalar que Bolivia sigue siendo la nación más atrasada de América del Sur y es en ese contexto que adquieren mucha significación la visita y las palabra de Ban Ki-moon. Lo demás es fiesta sin ningún sentido más que hacer proselitismo y repartirse medallitas.

Los expertos de la ONU tienen cómo respaldar sus objetivos para que nadie los tilde de ambiciosos, pues desde 1990, unos mil millones de personas han salido de la miseria gracias al crecimiento económico, pero lamentablemente aún falta mucho para celebrar, pues actualmente existen todavía 836 millones de habitantes en el mundo viviendo en condiciones de pobreza extrema. En los países en vías de desarrollo, el porcentaje de personas que viven con menos de lo indispensable es del 13,4 y la ONU quiere reducirlo a 3, lo que para Bolivia implica un esfuerzo extraordinario, pues todavía estamos bordeando el 20 por ciento de miseria.

Decimos que se trata de una meta difícil de cumplir para Bolivia y para otros países subdesarrollados, justamente porque China ha dado el mejor ejemplo de la forma cómo se debe erradicar la marginalidad. Casi el 70 por ciento de los mil millones de personas que salieron de la pobreza en las últimas décadas están en el gigante asiático, donde se puso en marcha un proceso económico modernizador, altamente industrializado, con un fuerte componente tecnológico, con avances educativos y otros elementos que están ausentes en nuestros modelos de desarrollo, anclados en la economía primaria, el extractivismo y la dependencia de los factores externos.

Obviamente, América Latina no es el peor ejemplo ya que en los últimos años dio muy buenas señales en la lucha contra la pobreza gracias al auge de los buenos precios de las materias primas exportables. En ese mismo lapso, la miseria creció en África y en ciertos lugares de Asia, aunque las victorias de nuestro continente pueden resultar efímeras, muy endebles y con el riesgo de reversión, pues fueron conseguidas gracias a esas ventajas que llegaron de los mercados internacionales y que están deteriorándose por la desaceleración China y la caída de los precios del petróleo.

En otras palabras, la reducción de la desigualdad en nuestros países se consiguió gracias a la transferencia directa de dinero en forma de bonos, una receta que debía ser paliativa y temporal, porque carece de sostenibilidad, mucho más ahora que los ingresos van en picada.

.El presidente Morales fue claro hace unos días al asegurar que pese a la crisis no van a disminuir los bonos; sin embargo, todos sabemos que cuando viene la escasez económica llegan los problemas sociales  y es el momento en el que se nota que las prioridades siempre han estado invertidas, pues la pobreza no se derrota con migajas ni con medidas coyunturales, sino con políticas públicas de largo alcance y fue impacto.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día