Siguenos en:
Domingo
 24 de Enero de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
OPINION
Transformación de la educación
Editorial
Lunes,  25 de Octubre, 2010

El Gobierno se ha propuesto “descolonizar” la educación boliviana a partir de la implementación de la Ley de la Educación Avelino Siñani-Elizardo Pérez que, por sí sola, representa no sólo una gran cantidad de retos educativos a emprender, sino que implica un gigantesco salto hacia adelante en el proceso educativo, buscando una cultura de calidad y evaluación, de pertinencia, informática y de gestión eficaz. Se trata, sin duda de una transformación de la educación para responder a los retos del Siglo XXI. Esto significa; asimismo, una movilización comprometida, permanente, crítica y responsable, de importantes sectores de la sociedad boliviana para lograr sus objetivos.
Entraña también, sin duda, una lectura adecuada de la realidad boliviana y un liderazgo sensato y abierto al disenso por parte del Gobierno, para conducir un proceso que es el resultado final de una serie intentos de larga data por transformar la educación del país. Sin embargo, da la impresión que en las esferas gubernamentales existe sino una lectura con estrechez de miras de la realidad nacional, al menos una interpretación sesgada y antojadiza del proceso de la descolonización de la cultura y educación boliviana. Una muestra de esto han sido los globos de ensayo lanzados por autoridades subalternas y las contradicciones en que han incurrido los funcionarios del Estado Plurinacional.
En un principio había trascendido que el Viceministerio de Descolonización se había propuesto prohibir por “racistas” textos nacionales de indudable peso en la cultura boliviana y de connotados autores que han denunciado con sus obras las costumbres y tradiciones dominantes de diferentes épocas, reflejando la discriminación a la que se había  sometido a las culturas mestizas y originarias desde la fundación de la República. Las reacciones en contra de este tipo de “inquisición” por parte de la intelectualidad boliviana como de los círculos de opinión no se han hecho esperar. De pronto, el Gobierno comenzó a contradecirse y a desmentir lo declarado por sus funcionarios.
Este tipo de actitudes resulta una clara muestra de intolerancia antes que de amplitud de criterios, lo cual contradice el espíritu de la Ley de la Educación Avelino Siñani-Elizardo Pérez. Si se considera que la propuesta de la Ley de la Educación trasciende más allá de la interculturalidad, el plurilingüismo, el reconocimiento de las culturas indígenas y originarias tan diversas en el país, e incorpora plenamente a todas las culturas sin sobreponerlas en aras del principio de la igualdad de oportunidades, extraña se pretenda desconocer la cultura mestiza que ha aportado en su momento para que se acabe el pongüeaje, la discriminación y marginación de las grandes mayorías del país.
Resulta justa la reacción de algunos sectores de la opinión pública al calificar de tales intentos de eliminar obras costumbristas nacionales, como símiles del nazi-fascismo, que tan tristes recuerdos ha dejado a la propia humanidad. Sin duda que la eliminación de libros, real o virtual, entraña un fundamentalismo que no augura nada bueno. Tratar de imponer una sola visión cultural y educativa debe interpretarse como  intolerancia y otra suerte de “colonización”, donde una cultura pretende imponerse a las demás. Sería bueno que el Gobierno dé señales auténticas de que busca la educación universal, única y diversa, como señala la Ley de la Educación, con la participación consciente de todos.

Tratar de imponer una sola visión cultural y educativa debe interpretarse como  intolerancia y otra suerte de “colonización”.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día