Siguenos en:
Miércoles
 26 de Septiembre de 2018
OPINION
Viveza criolla y golpes a la autoridad
AN?lisys
Domingo,  29 de Marzo, 2009
Juan Manuel Arias Castro ¡Qué vergüenza! ¡Qué impunidad! ¡Qué bronca!. Sólo esas expresiones se nos puede ocurrir cuando en imágenes de la televisión vimos que una autoridad municipal el Oficial mayor, Gary Prado, fue agredido físicamente por un grupo de pendejos y vivillos que fueron muy bien descritos en la columna de la semana pasada querían violar y arrasar las instalaciones de unas oficinas de nuestro municipio.
“Las palomas matan a las escopetas” en Santa Cruz. Así es, la actitud iracunda, desproporcionada y absolutamente irracional de los comerciantes que esta semana agredieron a la autoridad, es una muestra más de que las cosas en nuestra ciudad están muy mal. Y seguro esta cuestión toma ribetes de mayor  gravedad si es que comprendemos que la agresión a una autoridad municipal es la agresión a todo el pueblo cruceño. Golpear o agredir a un gendarme, a un paco de la policía nacional o a un oficial mayor, cuando este está cumpliendo con sus funciones, es una agresión directa a todos nosotros.
La misión de educar, orientar pero también fiscalizar y castigar a los malos ciudadanos es y deberá ser la gran misión de las autoridades municipales.  Veamos dos casos de intento de ordenamiento de la ciudad que han  sucedido esta semana.
El primer caso es la nueva multa que se la ha impuesto a la empresa SUMA, por incumplir con el servicio de limpieza de nuestra ciudad. Según el gerente de EMACRUZ que en varias oportunidades ha expresado su descontento con el trabajo de SUMA, porque esta empresa no cuenta con los equipos y la maquinaria adecuada y además el personal que contrata es eventual que le impide hacer un trabajo continuo y serio, la multa impuesta esta semana significa que la empresa de recojo de basura no está cumpliendo con su trabajo. Según ese mismo ejecutivo, informó que en el mes de diciembre pasado, cuando colapso de basura Santa Cruz de la Sierra, la empresa fue multada con la suma de diez mil dólares americanos. 
El otro caso de intentar ordenar esta ciudad, ha sido el retorno de los gendarmes municipales y de los policías de tránsito al tercer anillo, zona del mercado Abasto. Veamos, los comerciantes fueron retirados de plena vía pública y los vehículos que estaban mal estacionados fueron inmovilizados con grapas. Con estas dos acciones, la municipalidad intentó recuperar el control en la zona del mercado Abasto. Esta medida obviamente ha sido  una reacción ante la VIVEZA o PENDEJADA de los vendedores ambulantes, que se habían asentado en los separadores (especie de camellones centrales) que fueron colocados en el tercer anillo para reordenar el tráfico vehicular.
De verdad, la cosa esta mal, toda la avenida por la zona del mercado Abasto está super  bien señalizada, pero muchas veces y muchos días los oficiales de Transito no acuden a controlar esa zona y por eso el caos y el desorden en esa zona.
Las últimas semanas hemos sido reiterativos con estos temas porque diariamente los ciudadanos sufren con las permanentes agresiones que reciben de los mismos ciudadanos que con los mismos derechos y las mismas obligaciones estropean lo bueno que tenemos.
Antes que castigar, multar o punir  es mejor educar y persuadir. La iniciativa de hacer campañas educativas es sin duda la mejor salida ante este caos. Por ejemplo algunos funcionarios municipales anunciaban que por el problema del flujo vehicular, se debía hacer volantes educativos para repartir a toda esa gente que en el Abasto hacen un festín.  A esa iniciativa hay que sumar un trabajo serio de educación en temas como medio ambiente, basura, reglas de transito y otras muchas de sana convivencia.
Urbanidad debería ser una materia obligatoria en los primeros cinco años de todos los colegios y escuelas de nuestra capital. Añadir campañas con spots televisivos, cuñas radiales y un ejército de personas que ayuden a esta pobre ciudad a salir del caos y de los pendejos y vivos que se aprovechan de esta situación.
Y para liberarnos de esa prepotencia tropical que es muy común en un  noventa por ciento de nuestra población, todos deberíamos hacer campaña para tener buenos modales que nos abren las puertas hacia el futuro así podríamos lograr la sociedad ideal formada para hacer el bien a toda la comunidad y enfatizada en la necesidad de rescatar los valores éticos y morales a través de la enseñanza de la urbanidad como alternativa, para garantizar la formación del hombre educado, culto, sencillo, en otras palabras, más sensible a sus semejantes; pero teniendo en cuenta que cada uno es un ser individual pero al mismo tiempo reflejando una idea concisa de una sociedad armónica como lo explica la famosísima frase del escritor Joham Wolfang van Goethe que dice : “El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su verdadera imagen”.
En resumen, Santa Cruz de la Sierra, nuestra casa grande hoy alberga a un gran grupo de gente que no quiere practicar las mínimas reglas de la urbanidad y no va ser metiéndolos presos o cobrándoles multas que vamos a superar este entuerto, este pueblo necesita mejorar en su relacionamiento interpersonal en su convivencia, por eso hoy más que nunca todos debemos contribuir, enseñando a nuestros hijos y exigiendo que todos sin excusa, comencemos a abrazar a esta buena amiga: la urbanidad.
autor : Juan-Manuel-Arias-Castro
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día