Siguenos en:
Domingo
 25 de Octubre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
OPINION
Miradas
La bola de cristal de los políticos
Miércoles,  17 de Junio, 2020

Los políticos  llevan otra vida, nada que ver con  la  población civil. Gracias a la pandemia han descubierto que son de  otra consistencia humana.  El coronavirus  no les afecta; gozan de una inmunidad especial; hasta la muerte les respeta o les desprecia. Además, ya saben que la política en Bolivia es un buen negocio;  por eso quieren retomar o llegar al poder  cuanto antes. Ya no pueden esperar más. Realmente están apurados.

El virus de marras tiene su historia. Proviene de un laboratorio experimental chino; ese punto respecto a su origen ya es cosa averiguada. Pero otras versiones corren entre bambalinas. Se dice que los chinos se propusieron crear un Frankestein biológico teledirigido, y se les fue de las manos el monstruo. La intención era   ganarles la partida a sus enemigos. El arsenal de sus misiles nucleares quedó obsoleto; buscaban otras armas.  Si  fueron capaces de llegar al  lado oscuro de la luna, ¿cómo no iban a conseguir lo otro? Pero ahí  está el siniestro resultado

En Bolivia, el typical país de que hablaba Paulovich, sucede todo con un sello  de originalidad propia. La urgencia de las elecciones  les indujo  a los azules y  sus aliados, (que son todos los partidos en lista),  echar mano de otros recursos. Como los científico tardan tanto, aquella noche un ruido extraño anunció la presencia virtual de una Pitonisa, exhumada de un remoto pasado; ésta, al leer en la Bola de Cristal que tenía al frente, dijo: “septiembre es buena fecha; ya no estará en Bolivia el virus. No se equivocaron al pensar que los comicios son más importantes que preservar la salud y la vida.”

Sin esa mágica predicción, la situación  en  Bolivia  tal vez sería distinta. La oscura trama que tejen los políticos tiene elementos inconfesables.  Por ejemplo, ¿quién revelaría  que el prófugo de Chimoré es el capo que maneja desde fuera las maniobras ofensivas  de la Asamblea  y las acciones terroristas de los cocaleros del Trópico? Pero los hechos también hablan; hay que saber leer lo que no está escrito y entender lo que no se dice.

Por lo que se está viendo, no es bueno emborracharse con el poder; sin ese maleficio se hubiera podido entender que la batalla de noviembre del año pasado no ha terminado. Camacho y Pumari, por su lado; y la señora Áñez por su parte,  se equivocaron de medio a  medio al creer que el enemigo político desapareció.  Ahora último, a la difusión de arengas y mentiras por  una red radiofónica  se sumó el sindicato legislativo y la violencia en el Chapare;  desde allí se ha recomenzado la guerra. Se ha  inculcado la idea de que el coronavirus es sólo una mentira, por eso hay resistencia  a los protocolos; también  a eso obedece el ataque al personal sanitario y a la prensa. Con  esas acciones creen que están combatiendo al gobierno.

Y por supuesto que  la masa, la muchedumbre cree más a sus caudillos,  aunque   el virus siembre de  muertos  las veredas. Estupideces creen a veces, como esa de que la derecha habría llevado la pandemia al Chapare. En el fondo, como está claro, la lucha es política. En ese contexto,  lo principal y urgente son las elecciones. Es tiempo de que  el prófugo vuelva a retomar el poder; los beneficiarios cuentan los días y las horas.

El autor es columnista independiente.

Acerca del autor:
Demetrio--Reynolds-
Demetrio Reynolds
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día