Siguenos en:
Jueves
 19 de Septiembre de 2019
OPINION
Editorial
Es momento de ser pragmáticos
Miércoles,  7  de Noviembre, 2018
Es-momento-de-ser-pragmaticos

Hasta los marxistas más recalcitrantes saben que la economía está primero y luego viene la política. Las condiciones de producción siempre determinan las relaciones de poder de cualquier sociedad. Pero algo pasa cuando los socialistas se ocupan de la administración del Estado, algo se trastoca en sus mentes que los hace proceder justamente al revés y los lleva a poner a la carreta delante de los caballos y a supeditar las decisiones económicas a los caprichos ideológicos, como si quisieran adaptar la realidad a sus teorías.

Ese error lo han cometido desde el triunfo de la revolución Bolchevique en Rusia, cuyo fracaso fue producto de la obstinación de los líderes comunistas y de su pretensión de modificar leyes naturales que luego se vuelcan en contra con rigor implacable.

El socialismo del Siglo XXI en América Latina ha sido especialmente tozudo en repetir este error y el caso de Bolivia es paradigmático. Un ingenio azucarero donde no hay caña; una planta de urea sin medios de transporte y a casi mil kilómetros del principal mercado; millonarias plantas de gas sin materia prima para procesar; una carretera que destruye un parque y que conduce a ningún lado; estadios cuya capacidad supera a la población; museos en medio de la nada, aeropuertos donde no vuela ni un alma, coliseos donde solo juegan los ratones, etc, etc.

Lamentablemente el  régimen ha contado con el concurso de la corrupción, de la falta de planificación y la angurria desarrollista para llevar adelante esta política, pero también ha contribuido el contexto político imperante en la región muy propicio para el derroche y la puesta en marcha de proyectos internacionales absolutamente irracionales. Lula, Chávez, los chinos, los rusos y hasta los iraníes fueron los aliados ideales de este enfoque descabellado vendido como desarrollo.

En lo que respecta al proyecto del tren Bioceánico, una necesidad crucial para nuestro país, urgido de superar su enclaustramiento, deberíamos revisar antes de emitir cualquier opinión, si es que se ha incurrido en el mismo vicio de supeditar los criterios técnicos y económicos a las ventajas ideológicas. El escenario político ha cambiado radicalmente en la región y ni bien se consolida el nombre de Jair Bolsonaro en Brasil, surge la idea de cambiar el trazado de la línea férrea intercontinental, excluyendo a Bolivia del esquema.

Haríamos mal en abrir un frente combativo, tratando de imponer cada uno su postura. Es momento de asumir la realidad, evaluar las cosas en función de su viabilidad; no es ocasión de asumir posturas radicales ni consignas de grupo, porque llevamos las de perder. Ha llegado la oportunidad de enfrentar la situación a través del diálogo, la apertura y el pragmatismo.

En lo que respecta al proyecto del tren Bioceánico, una necesidad crucial para nuestro país, urgido de superar su enclaustramiento, deberíamos revisar antes de emitir cualquier opinión, si es que se ha incurrido en el mismo vicio de supeditar los criterios técnicos y económicos a las ventajas ideológicas.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día