Siguenos en:
Martes
 18 de Diciembre de 2018
OPINION
Miradas
Golpes bajos y otros golpes
Miércoles,  4 de Octubre, 2017

Bolivia es el país de las revoluciones y de los golpes; por eso a nadie sorprende que se produzca uno más, en estos  días turbulentos que corren. Y como en cualquier otro lado, hay una amplia gama de esos golpes, entre buenos y malos. Uno de los buenos  lo llevó a Evo hasta el Palacio Quemado, “sin saber leer ni escribir”, como quien dice. (“Yo no pensaba ser nunca presidente”).

¡Ya casi 35 años de democracia sin golpes!  En una entrevista,  le preguntaron a una socióloga que si por las cosas que hace  el gobierno no se producirá otra vez el ruido de sables en los cuarteles, como antaño. Y ella respondió que no, “porque  las condiciones no están dadas para ello”. Tal vez  al estilo clásico, con tanques y soldados en las calles, ya no. A lo mejor ha mudado de apariencia. Parece que la “estrategia envolvente” fue un golpe fino a la ingenuidad.

En política no se puede estar tan seguro de nada ni de nadie: “confianza ni en la camisa”. Puede ocurrir  lo inesperado. En 1979 el periodista Carlos Mesa al ver esa “demencial” aventura de Todos Santos pensó que ya no se repetiría nunca; pero apenas pasaron unos meses y Luis García Meza lo desalojó  del Palacio Quemado, mediante otro golpe,  a la presidente Lidia Gueiler.  Otro, en plena campaña del Chaco  Busch y Peñaranda protagonizaron el golpe contra el presidente Salamanca; es  el famoso “corralito” de Villa Montes. En premio, los dos fueron presidentes.

Y nada raro que se esté urdiendo ahora otro golpe, como han denunciado los opositores. Según ellos,  el gobierno ha empezado a ejecutar la decisión tomada  en Montero. El “segundo tiempo” del 21 de febrero estaría en marcha. Les duele el haber perdido esa elección. Apostaron fuerte, hasta  prometieron respetar el resultado. Y el soberano les negó. Por lo tanto, el Art. 168 de la CPE no puede modificarse. Ellos no quieren ir a llorar al río, como aconsejaba Alfredo Rada a los opositores. Han recurrido –como es natural-  a los jueces de su tribunal.

Después de admitir la demanda interpuesta contra  la CPE y  los preceptos normativos del TSE, el Tribunal Constitucional Plurinacional revisará el fondo del recurso abstracto de inconstitucionalidad.  Será todo lo abstracto que se quiera, pero lo concreto es que Evo quiere cumplir su promesa: “Hermanas y hermanos, no estamos de paso; hemos venido a quedarnos”. Y  el tribunal de marras, ese que estaba en coma, lo apoyará a rajatabla. Curiosamente, no había sido tan ineficiente como se le estigmatizó. Aunque ya están de salida, quieren ser leales hasta el final.

Empero, la perspectiva es incierta. En 1964 se repitió la experiencia de 1951. Ganó las elecciones el MNR y la rosca anuló el resultado, luego vino el 9 de abril. Alguien cercano a Víctor Paz  vaticinó  que el prorroguismo  en Bolivia es “quencha”.  En efecto, el Vicepresidente  Barrientos le hizo el  golpe al presidente constitucional. Así son las cosas.
El autor es escritor, 
miembro del PEN Bolivia. 

Acerca del autor:
Demetrio--Reynolds-
Demetrio Reynolds
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día