Siguenos en:
Jueves
 15 de Abril de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
OPINION
Miradas
Hilado burdo
Jueves,  27 de Octubre, 2016

A finales del año 2014, Samuel Doria Medina asestó uno de los golpes más perversos de los variados que el gobierno de Evo Morales recibe con tan poca gracia, que de no ser porque en el fondo la cuestión es de alta peligrosidad, sería jocoso evidenciar cómo le brotan a los oficialistas,  argumentos que rayan en sainete. Constatar la falta de seguridad jurídica, omisión de leyes, normas y reglas de juego donde se pone en entredicho la fe del Estado, hace que se vislumbre un futuro espeluznantemente análogo al que vive Venezuela en estas horas.

Doria Medina acaba de alborotar otra vez el avispero y con algo mucho más glamoroso que una simple transferencia de acciones de una cementera.  Ha comprado, la mayoría del paquete accionario del hotel Los Tajibos en Santa Cruz de la Sierra, el que desde su creación por los hermanos Carlos y Jorge Calvo Galindo, representó la imagen icónica por excelencia de acercamiento al primer mundo.  Centro de los eventos más sonados del país por casi cuatro décadas,  con todo el glamour  de una sociedad de la que reniegan algunos, aparentemente por haber sido sistemáticamente ignorados.

Es así que no contento con apuntalar por ejemplo, a Soledad Chapetón importante militante de su partido político quien sufre los más sádicos embates de los exfuncionarios masistas del municipio alteño, rompe la monotonía de una reunión propiciada por el gobierno de todos los países mediterráneos del mundo. Con ácido sentido de la oportunidad, Doria Medina logra que  el oficialismo se desayune in situ, que estaban haciendo uso de los salones de propiedad de su archienemigo. Se pasea por los jardines y lujosos ambientes de su recién adquirida propiedad y eso, es una provocación inadmisible para los que pese a detentar todo el poder y el manejo discrecional de la chequera del erario público, saben que hay propiedades que están fuera de su alcance por más de una razón.

El amplio abanico de intentos de arrinconar al líder de Unidad Nacional, les ha propinado constantes reveses porque ni el más funcional de la tribu de fiscales, ha podido alzarse con algo sólido que sirva para aniquilarlo. Los más insólitos intentos, hasta la franca desesperación arañando inútilmente los Panamá Papers, han surtido el efecto deseado. No saben cómo hacer para convertir a los opositores en pseudo vende patrias de décadas pasadas.  Pero Los Tajibos, por lo simbólico, amerita una gran arremetida y un supremo esfuerzo.

Los detalles en los que se basa el Ministerio Público para pedir la detención preventiva y la anotación de los bienes del empresario y político, está superabundantemente cubierto por los medios de prensa de los últimos días. El problema es que la credibilidad del sistema judicial del país, está en su nivel histórico más bajo.  Los abultados expedientes que cursan en los despachos de variopinto fiscales y jueces,  de todos y cada uno de los líderes opositores del gobierno, son más que suficientes para levantar la sospecha, que nada de esto tiene firme basamento jurídico.

En circunstancias en que el oficialismo no encuentra cómo desoír -sin mostrar todo lo grosero que suena- los resultados del referendo de 21 febrero por el cual la ciudadanía ha rechazado el intento re re eleccionario de Evo Morales,  están obligando a afinar la puntería y escrudiñar todos los rincones en el intento de hallar aunque sea un mínimo indicio de algo que les pueda ser útil para despejar el campo para una supuesta contienda electoral en 2019. Porque el verso anticorrupción no lo cree nadie.

Los televisores modernos que te permiten observar dos canales simultáneamente, es cosa de risa. En uno de ellos, se evidencia el aterrizaje reiterado de un helicóptero -en manos de la Policía Nacional-, en un campo deportivo solo para que algún oscuro personajillo imitando al señor de los cielos haga ostentación en su barrio, salude a sus vecinos, comparta unos minutos de charla y alce nuevamente vuelo dejando a todos anonadados de tanta impunidad.  En el otro recuadro, los reclamos por el atrevimiento de la prensa y asambleístas opositores y uno que otro oficialista resentido de estar fuera de la pomada, cuestionando lo ostentoso del equipamiento del nuevo edifico del Ministerio de Economía, incluyendo alfombras -nada menos- que persas, completa la ficción. La lucha contra la corrupción, la transparencia  y la austeridad en la administración, ya es un chiste de muy mal gusto. Ni qué decir de la delirante declaración de Evo Morales en sentido que la independencia de poderes es nociva al Estado.

Indudable, la cacería de opositores ha reducido a la mínima expresión el concepto de democracia y estado de derecho, la seguridad jurídica y el principio universal de  justicia  ecuánime e independiente. Eso, acá, ya no va. El mexicano Peña Nieto, acaba de lanzar esta frase: "ningún Presidente se levanta pensando cómo joder al país". Coincido con Róger Cortez que las generalizaciones, no son buenas.

Acerca del autor:
Karen-Arauz-
Karen Arauz
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día