Siguenos en:
Miércoles
 19 de Septiembre de 2018
OPINION
Tribuna
Un Papa incómodo
Sábado,  24 de Septiembre, 2016

El Papa Francisco le resulta muy desconcertante a muchos, en especial a quienes laboran en el Vaticano, acostumbrados a ser procedimentales y protocolarios. Lo interesante de esto es que esta forma de ser, tan poco apegada a la formalidad, es en sí una gran enseñanza.

Un Papa sin agenda predica con el ejemplo acerca de la disponibilidad que debería tener todo religioso. Bien sabemos que ser protocolario y previsivo es algo positivo desde el punto de vista humano: nos hace administrar mejor e incluso optimizar al máximo el uso de los recursos que tenemos, pero estos hábitos tienen elementos importantes que él, con su marcada actitud, combate: 1. La mayoría de las previsiones se hacen con criterios y puntos de vista humanos. Él nos recuerda que Dios es capaz de abrir posibilidades donde nuestra visión huma y limitada no las ve (Sal 30,1-21).

2. Falta de abandono en la Providencia Divina: Nos dice la escritura que, cuando los apóstoles se asombraron por el mandato de Jesús de alimentar a una muchedumbre con cinco panes y dos peces, Él proveyó, y su provisión fue tan abundante que hasta sobró (Mt 14. 13-21; Mc 6, 31-44; Lc 9. 10-17; Jn 6. 1-13). Prever con criterios humanos cierra posibilidades, por muy buenos administradores que seamos.

3. Religiosos accesibles: especialmente invita a los consagrados a estar disponibles para las ovejas necesitadas, dejar de lado la importancia de cualquier cargo y hacerse accesible y no protocolar. Cada necesidad es importante, porque detrás de cada necesidad está Dios (Mt 25,40).

4. Con su aparentemente loca idea de andar sin blindajes nos recuerda que “si el Señor no cuida la casa, en vano se cansan los centinelas” (Sal 121,1). Por muy rodeado de cuerpos de seguridad que pueda verse, su actitud refleja que prefiere, ante todo, dejar que sea Dios quien le cuide. Da un inmenso testimonio de no apegarse ni valorar su vida terrena, porque, si llega a morir, sabe a dónde va.

Él hace nada fuera de las enseñanzas bíblicas, las hace vida y ejemplo. Nos dice a todos que es posible vivir así, sin apegos ni temores basados en humanas posibilidades. Bien sabemos que el mayor atractivo del dinero es que da sensación de seguridad. Contar solo con nuestros recursos nos hace mezquinos porque tememos perder nuestra sensación de estabilidad y control. Muchos quieren confundir este discurso y actitud con comunismo, pero una pequeña diferencia esencial es que el comunismo es una peste que destruye, y el Papa, con su ejemplo, anima y vivifica.

Acerca del autor:
Javier---Gomez-
Javier Gómez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día