Siguenos en:
Domingo
 23 de Septiembre de 2018
OPINION
Clepsidra
Clases de Diplomacia
Jueves,  8 de Septiembre, 2016

En una suerte de “cátedra de diplomacia al paso” que el canciller brasileño José Serra impartió a los gobiernos de Bolivia y Ecuador, en su escala por la China, donde asiste a la Cumbre del G-20, junto al mandatario de su país, Michael Temer, este les manifestó que ellos podrían aprender a ser democráticos, tomando como ejemplo la experiencia de su país. Esta escueta lección fue la ampliación de un alegato realizado por el propio Serra, dos días antes de su viaje, asegurando que Venezuela, Ecuador y Bolivia se dieron “un tiro en el pie” al retirar a sus embajadores de Brasilia, tras la destitución de la presidente Dilma Rousseff, actitud calificada por ellos, como un “golpe parlamentario”.

Al oficializarse la destitución de Dilma Rousseff, S.E. criticó en forma muy apresurada -para nuestro gusto- dicha determinación y procedió al repliegue de nuestro embajador en Brasilia, José Kinn Franco, de la misma forma que lo había hecho el Ecuador y ni hablar del inefable régimen de Nicolás Maduro, que llegó incluso al extremo de romper las relaciones diplomáticas.

No olvidemos que, pese a la afinidad ideológica que S.E. dice tener con la defenestrada mandataria, esta nunca vino a Bolivia cuando era presidente y, por el contrario, siempre fue manifiesto su reconcomio por la actitud de nuestro gobierno cuando a tiempo de “nacionalizar” dispuso,  sin que el Brasil se entere, que el ejército ocupe las instalaciones de Petrobras, entonces presidida por Rousseff, ocurrencia que ameritó el reproche del propio Lula da Silva y que tuvo que ser enmendada con la intervención del micomandante Hugo Chávez.

Nuestras relaciones con el Brasil, así como con la Argentina, están muy por encima de cualquier manejo coyuntural de orden político o ideológico, toda vez que estas se basan en un intercambio comercial de primerísima importancia para nuestros intereses, de ahí que embarrarlas nuevamente, como sucedió con la “invasión armada a sus instalaciones” ahora ya no procede, pues ni existe más la musculatura de entonces, y hasta el poderoso y rico mediador ya se murió.

Estamos a punto de exceder nuestra capacidad de aislamiento con los países vecinos y la decisión presidencial que comentamos nos está llevando a un ostracismo sin precedentes. No tenemos relaciones con Chile; el desprecio al Perú fue elocuente, al no asistir a la posesión del presidente Pedro P. Kuczynski, y priorizar en cambio el cumpleaños de Fidel, o la toma de mando del presidente dominicano; con la Argentina, el segundo polo de comercio en importancia, tampoco nos llevamos muy bien, dada la poca empatía existente con el hermano Mauricio Macri, y menos ahora que, con la facultad de un “doctor Honoris Causa” hemos criticado sus recientes políticas económicas; finalmente, con el Paraguay las relaciones no son del todo cordiales.

El canciller Choquehuanca indicó en Página siete:  “a veces uno se emociona, no se controla, sale de control. Eso nos pasa a todas las personas, a las autoridades, a los dirigentes de futbol, de sindicatos y luego recién reflexionan”. Ante estas reflexiones creemos que, antes de asistir a una escuela antiimperialista sería muy prudente asistir a clases de Diplomacia.

Acerca del autor:
Alvaro--Riveros-Tejada
Alvaro Riveros Tejada
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día