Siguenos en:
Domingo
 19 de Enero de 2020
OPINION
Paremiologi@
Incahuasi, la doctrina Morales y unas oportunas preguntitas
Lunes,  8 de Agosto, 2016

En vísperas del aniversario patrio y siguiendo la “doctrina Morales” (que tanto critica), al Gobernador de Santa Cruz se le juntó la gula con las ganas de comer y le metió no más, anunciando que según información confidencial que hace días había recibido de YPFB, la empresa extranjera contratada para el efecto, habría –dice- determinado que el 100% de las reservas del campo Incahuasi, estarían en territorio cruceño. Nada para Chuquisaca.

Lo raro es que sin tener que recurrir siquiera a elementos técnicos o legales, por elemental sentido común (el menos común de los sentidos), es de conocimiento público que los límites interdepartamentales entre ambos, no están definidos, por lo que según ese pequeño gran detalle, no sólo resulta absurda la decisión contenida en el informe si es evidente, sino constituiría un acto irrazonable y arbitrario. Fuera, como determinar quién debe percibir los alquileres u otros frutos de algún inmueble, sin tener certeza de su derecho propietario y peor aún, existiendo una disputa al respecto.

Ahora bien, más allá que inmediatamente la presidencia de YPFB haya dejado en manifiesto off side al Gobernador cruceño aclarando que esos resultados serían de momento referenciales y por tanto, sujetos a procedimientos pendientes (espero no esté tratando de dorar la píldora, ante su monumental metida de pata), la torpe e improvisada (para ser educadito) actuación de funcionarios de esa empresa al filtrar un informe a una de las partes interesadas y, hasta la acostumbrada reacción del Gobernador de Chuquisaca victimizándose frente, esta vez, a sus correligionarios partidarios e incluso, lo que finalmente cumplidos los procedimientos, pueda resultar sobre esas reservas, sostengo que existe algo aún de mayor relevancia no sólo para Chuquisaca, Santa Cruz y otros departamentos: ¿Cómo se van a distribuir los recursos en el inmediato futuro, entre el estado, las regiones y demás bocas, siempre hambrientas?  

A propósito y de cara al inmediato futuro, me permito formular estas preguntitas, que las estimo oportunas: ¿Seguiremos manteniendo un modelo de distribución de recursos que privilegie a unos en perjuicio de otros? ¿El eje central (La Paz, Santa Cruz y Cochabamba) seguirá siendo la región privilegiada hasta para los pronósticos del clima, en asqueroso perjuicio de las restantes? ¿En estos tiempos de discurso igualitario, seguirán acrecentándose las odiosas diferencias entre el eje y los otros? ¿La discriminación en función a la cantidad de habitantes (votantes) o algunas otras similares consideraciones seguirá siendo política oficial del estado boliviano?¿No es un círculo vicioso que ese eje perciba muchísimos más recursos que el resto, precisamente porque la riqueza se ha concentrado en esos lugares al haber sido los recursos preferencialmente allí orientados? ¿Es razonable y por tanto justo, seguir ahondando las ya manifiestas diferencias hoy existentes entre el eje y el resto del país? ¿Existen bolivian@s y departamentos de primera y tercera?¿No es que tod@s l@s bolivian@s som@s iguales y por tanto tenemos el mismo derecho a recibir un trato no discriminatorio del estado o del resto de compatriotas? ¿No debiera ser función principal del gobierno tratar más bien de achicar las diferencias actuales y no multiplicarlas? ¿Esa fuera la mejor forma de construir un estado para que pueda permanecer unido? ¿No será que manteniendo ese status quo estamos calentando una olla de presión que podrá explotar en el inmediato futuro? ¿Realmente queremos construir un futuro juntos, en el que disfrutemos por lo menos de manera similar los beneficios y soportemos las cargas?

Podría añadir algunas preguntitas más, pero no tengo más espacio. Como chuquisaqueño, aplaudo que la Gobernación haya conformado una comisión con entendidos en la materia y  no con sus improvisados “hermanos” partidarios y espero, que esta vez por lo menos, sus principales autoridades e instituciones den la talla para no sólo defender lo de Incahuasi, sino si fuera necesario pelearle a su gobierno la distribución de los recursos. A tod@s, nos será útil aquello de TAGORE: “Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos.”