Siguenos en:
Jueves
 15 de Noviembre de 2018
OPINION
Editorial
El imperio del caos
Jueves,  5  de Noviembre, 2015

La última decisión importante en relación a los mercados y vendedores ambulantes la tomó el alcalde de Santa Cruz (en realidad era interventor municipal), Hernán Castro Villazón a finales de los años '60. La autoridad, un mayor de la Fuerza Aérea, se trasladó hasta la zona donde hoy es el mercado Siete Calles y en persona comandó un operativo de desalojo de los comerciantes que habían invadido las calles aledañas con sus tolderíos.

Suena polémico poner de ejemplo a alguien cuya atribución emanaba de una dictadura y peor todavía cuando parece justificarse el uso de la fuerza. ¿Pero quién justifica entonces el hecho de que Santa Cruz se haya convertido en un solo mercado, desde la plaza 24 de Septiembre hasta los cuatro puntos cardinales?  ¿No sirven las leyes, el diálogo, la democracia, la constitución? ¿Qué hacemos entonces?

Este tema surge a propósito de los denominados “mañaneros” que han intentado (y lo seguirán haciendo) apropiarse de las calles y sentar soberanía en un espacio público, sin que haya poder humano ni legal que sea capaz de hacer prevalecer el derecho de la ciudadanía del libre tránsito, que está por encima de la necesidad de los mercaderes de ejercer sus actividades.

Por el momento parece haber tregua en el conflicto en el que intervino la justicia, ordenando el arresto de uno de los dirigentes de los comerciantes. Pero hasta eso ya la montonera había tomado fuerza y las maniobras sindicateriles habían tendido sus redes políticas que son las que siempre terminan ganando e imponiéndose sobre las autoridades, muy abiertas siempre a transar y negociar el bienestar de la población que los ha elegido para respetar y hacer respetar las leyes.

Justamente, los gremiales suelen aprovechar la debilidad institucional y la liviandad política de nuestros líderes para hacer de las suyas en la ciudad, imponer su caos y sentar soberanía en cualquier espacio que toman por asalto. Para cuando la Alcaldía reacciona la situación se ha vuelto inmanejable y no hay manera de establecer el sentido común, pues todos los planes de reordenamiento han fallado, los vendedores no quieren ocupar los mercados que se han construido con plata de los contribuyentes para que ellos puedan trabajar con tranquilidad y lo que es peor, se sigue enajenando todo el sistema de abastecimiento, se perjudica el tráfico, se complica la seguridad ciudadana y se anula cualquier intento de planificación de la ciudad.

Lo que está sucediendo debe ser una interpelación no solo a las autoridades municipales que han sido sobrepasadas por el fenómeno de la “tugurización” que ha afectado a grandes capitales como México, Lima o Buenos Aires, donde las élites han tenido que unirse y convencer a los gremiales de que en estas condiciones las ciudades se vuelven inviables y perjudiciales precisamente para los negocios, grandes y pequeños que los vendedores pretenden llevar adelante.

Nadie quiere volver a los métodos de aquel militar citado arriba, pero lo que hay que imitar en él es la determinación de que se debe hacer algo por cambiar esta historia que nos está conduciendo al caos total.

Este tema surge a propósito de los denominados 'mañaneros' que han intentado (y lo seguirán haciendo) apropiarse de las calles y sentar soberanía en un espacio público, sin que haya poder humano ni legal que sea capaz de hacer prevalecer el derecho de la ciudadanía del libre tránsito, que está por encima de la necesidad de los mercaderes de ejercer sus actividades.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día