Siguenos en:
Sábado
 20 de Abril de 2019
OPINION
Príncipe azul... ¿Utopía o Realidad?
¿Buscarlo o esperar a que te rescate? Ninguna de las dos. Vive tu vida de tal forma que cuando llegue ese ser especial no tengas ningún prototipo en la mente y así puedas disfrutar de una relación exitosa.
Jueves,  13  de Noviembre, 2014
Principe-azul...-¿Utopia-o-Realidad?

Desde niñas imaginamos encontrar el amor de nuestras vidas, es decir, el príncipe azul; soñamos con el hombre perfecto, nos imaginamos un personaje que vendrá a rescatarnos y viviremos felices para siempre. Sin embargo, esto no sucede al pie de la letra y a medida que pasa el tiempo esta idea se va desgastando, aunque muy en  el fondo todavía guardas las esperanzas  que un día llegue, pero ahora te preguntas si realmente existe. Ante esta cuestión, dos especialistas tienen la respuesta para ti.

Idea equivocada. Para la psicoterapeuta Fanny Parrado, el príncipe azul no existe ya que es un personaje que tiene origen en diversos cuentos de hadas que se remontan a historias donde el  héroe y rescatador va en busca de la dama en apuros.  Representa  el arquetipo del amante perfecto debido a que posee belleza, juventud, desprendimiento, heroísmo y la promesa de un amor generoso y puro. “Solo vendría  a ser una creencia distorsionada de un caballero perfecto, dulce, atento, cariñoso, protector, sin darse cuenta que las personas reales son humildes mortales con virtudes y defectos”, dijo.

Problemas. Consultada respecto a si esta idea puede a la larga traer problemas para conseguir pareja, Fanny indica que, si este  ideal es cargado de mucha expectativa puede llegar a afectar porque genera una predisposición de exigir al  hombre atributos que solo los personajes de fantasía presentan. Es más, enfatiza en que una pareja real no es perfecta, tienen imperfecciones y desacuerdos como todas. Se debe buscar un compañero con quien interaccionar y lograr sincronizar una relación con la posibilidad de consolidar un compromiso formal.

No idealices. Ahora bien, el psicólogo clínico Ariel Arias, resalta que mientras uno idealice al hombre perfecto y espere un príncipe, aleja más la posibilidad de amar a alguien, porque el ideal es inalcanzable y el hombre sin imperfecciones no existe. Asimismo, aconseja no encasillarse en la idea de esperar a un príncipe azul porque no llegará. Sin embargo, pueden encontrar este “prototipo de hombre” en alguien que tal vez está a su lado, que no necesariamente es la representación del ideal social, sino más bien un caballero, aunque al final uno misma será la que decida cómo, cuándo y a quién amar.

'Hay que madurar'

Llega un momento en la vida en el cual hay que dejar de buscar o esperar. Esto implica bajar al ídolo del pedestal y simplemente reclamar el derecho a ser felices y amar.

Enamorarse de las imperfecciones , romper esos ideales sociales que implican ataduras y no dejan que el sujeto o la relación sea natural. Todo esto repercute en  que se separe de su deseo y no se concrete el amor, pues llega un momento en la vida en el que hay que madurar.

Ximena Illanes
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día