Siguenos en:
Viernes
 21 de Septiembre de 2018
OPINION
Estadounidenses van a las urnas este 4 de noviembre
Legislativas ponen en juego poder de Obama
Elecciones. Obama podría quedar sin control sobre ninguna de las dos cámaras del Congreso. Hay desilusión en los latinos por el tema migración.
Domingo,  2  de Noviembre, 2014
Legislativas-ponen-en-juego-poder-de-Obama
Ref. Fotografia: Popularidad. El mandatario norteamericano con baja popularidad se juega el dominio del Congreso.

Los estadounidenses se disponen a concurrir a las urnas el próximo martes, en elecciones que definirán un nuevo rostro para el Congreso, y así sellarán la suerte del presidente Barack Obama en el tiempo que le resta de su mandato.

Los gobiernos de 38 estados y territorios serán definidos así como las 435 bancas de la Cámara de Representantes (diputados), pero la disputa se centra en la renovación de 33 de las 100 bancas del Senado, donde el oficialista Partido Demócrata tiene una estrecha mayoría.

Pulseta demócratas-republicanos. Todos los sondeos previos sugieren que el opositor Partido Republicano tiene condiciones de no solamente ampliar la mayoría que posee entre los diputados, sino también de arrebatar a los demócratas el control del Senado, para pasar a dominar el Congreso.

De acuerdo con el periódico The Washington Post, los republicanos, que actualmente poseen 45 bancas en el Senado, deberán ganar unas siete plazas para llegar a las 52, una más de las 51 necesarias para obtener la mayoría.

En la Cámara de Representantes, apunta la misma fuente, los Republicanos podrán extender su bancada de los actuales 235 diputados a unos 242.

Pérdida de apoyo latino. Para tornar el escenario aún más complejo, Obama claramente ha perdido una parte considerable del apoyo entre el electorado latino, que fue instrumental en su reelección a la Casa Blanca en 2012, cuando prometió una amplia reforma del sistema migratorio.

Una ambiciosa reforma fue aprobada en el Senado en 2013, pero el proyecto quedó empantanado y sin esperanzas en la Cámara de Representantes controlada por los republicanos.

Los llamados de Obama a que los diputados discutan la cuestión no tuvieron ningún efecto, ante la desesperación de organizaciones de soporte a los inmigrantes por la continuidad de miles de deportaciones cada día.

Aunque los latinos mayoritariamente respaldan al partido Demócrata, ese apoyo está actualmente en su más bajo nivel desde 2010.

Reforma migratoria bloqueada. Obama otorgó por decreto papeles temporales a unos 600.000 jóvenes desde 2012. Pero la reforma migratoria adoptada por el Senado demócrata está bloqueada en la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos. Y el presidente vacila en decretar un nuevo plan de regularizaciones masivas.

La pregunta es: los latinos, que forman una comunidad que va ganando poder social y político en Estados Unidos, ¿aprovecharán las elecciones del 4 de noviembre para expresar su descontento?

Al menos los republicanos esperan que sí. Su objetivo, según Sevilla Korn, es alcanzar cerca de 40% del electorado hispano, la proporción que votó por el presidente George W. Bush en 2004.

Obama se esconde para no perjudicar a sus candidatos. Los demócratas que se juegan algo en estos comicios, en los que también hay votaciones sobre la continuidad de 36 gobernadores estatales, "no buscan" a Obama "para tomarse la foto y lograr votos entre las minorías", argumentó el analista político Juan Hernández.

El propio Obama, con una popularidad que no sube del 40% desde hace varios meses, "se esconde para no perjudicar a los candidatos" de su partido, según Hernández.

Para Hernández, la "estrategia" de Obama de no aparecer, de no haber hecho una campaña "constante", "ha sido mala" y le puede pasar factura.

Los hispanos y los afroamericanos, apoyos fundamentales de Obama en las dos elecciones generales que ha ganado, "están desilusionados con el presidente y con los demócratas, y probablemente muchos no van a salir a votar", anticipó Hernández.

"El jefe de la Casa Blanca tendrá dos años difíciles por delante, ya que los republicanos "limitarán cualquier presupuesto federal para recortar la capacidad del Ejecutivo de llevar adelante sus planes”.

Luis Miranda
Exasesor del Presidente Obama

"Durante esta campaña electoral los demócratas se están volcando en movilizar al electorado hispano, que, aunque desilusionado por el tema de la reforma migratoria que no llega, si vota, lo hará por los demócratas”.

Kenneth Goldstein
Profesor de Ciencias Políticas

Migración
Desilusión en comunidad latina

Descontento. La demora del presidente de EEUU, Barack Obama, para actuar en materia migratoria hasta después de las legislativas ha generado un gran descontento entre la comunidad latina, que podría castigar a los demócratas quedándose en casa y provocar que los republicanos se hagan con el control del Senado.

Electores. Los cálculos de la Asociación de Latinos Electos y Designados indican que un total de 7,8 millones de latinos acudirán a las urnas el próximo día 4, un número que se incrementa en más de un millón de votantes respecto a las legislativas de 2010, pero que está muy lejos de alcanzar los 25 millones de hispanos que podrían ejercer su derecho al sufragio.

Campaña. El activista Ricardo Martínez va de puerta en puerta exhortando a los latinos a votar. El activista ofrece a una anciana enviarle un vehículo el día de la elección para llevarla al centro de votación y ella acepta.

Trabas para Obama

Proyectos. Al quedar las dos cámaras del Congreso bajo dominio opositor, la Casa Blanca encara posibles trabas a sus proyectos.

Prioridades. Las relaciones con Irán, las acciones contra el grupo Estado Islámico, comercio exterior e incluso el emblemático plan "Obamacare" son temas que los republicanos abordarían con prioridad si llegan a dominar el Congreso tras las elecciones del martes.

Política Exterior. Irán: republicanos y demócratas intentaron votar a inicios de 2014 nuevas sanciones económicas contra Irán para presionar al país en las negociaciones sobre su programa nuclear, pero el jefe de la mayoría demócrata bloqueó esta posibilidad, a pedido de la Casa Blanca.

Islámicos. Republicanos y demócratas tienen divisiones internas entre una facción intervencionista y otra aislacionista. Muchos reclaman un debate sobre la autorización del uso de la fuerza contra el EI, pero el tema es incierto.

Salud. Reforma del sistema de salud: el plan "Obamacare", que entró en vigor el 1 de enero pasado, representa para los republicanos el símbolo de un Estado demasiado derrochador. La facción más conservadora reclamará una derogación total.

Carta
Hillary podría lanzar su candidatura

Sorpresa. Por otra parte, un "mal día" electoral para los demócratas el próximo martes pondría en jaque la carta que este partido se reserva para substituir a Obama en 2016: la candidatura de la exsecretaria de Estado y actual senadora Hillary Clinton.

Apuesta. Hasta ahora Clinton no ha confirmado su candidatura, pero todo en su agenda (lanzamiento de memorias, gira de conferencias, apariciones milimetradas en la prensa) dejan claro que se trata de la principal apuesta Demócrata para la Casa Blanca.

Votantes. Más de 25 millones de estadounidenses acudirán a las urnas el próximo martes para definir quiénes quedan a cargo del Congreso: republicanos o demócratas.

Agencias eldia@edadsa.com.bo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día