Siguenos en:
Viernes
 16 de Noviembre de 2018
OPINION
Temas
Pemex, sin transnacionales no sería sustentable
Miércoles,  30 de Julio, 2014

El Gobierno mexicano ha informado que el objetivo de la Reforma Energética en materia de hidrocarburos es permitir un abastecimiento suficiente, a precios competitivos, de los combustibles que requieren los consumidores residenciales, comerciales e industriales en México.  Asegura que lo anterior permitirá generar un nuevo impulso industrializador, y con él, empleo, inversión y crecimiento, a partir de los recursos petroleros con que cuenta el país.

También ha indicado que se propone la introducción de esquemas contractuales efectivos para la exploración y extracción de petróleo y gas natural; la participación de particulares en refinación, petroquímica, transporte y almacenamiento de los productos petroleros, así como el fortalecimiento de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la rectoría del Estado. Es decir, ha oficializado que quiere una reforma energética bajo la batuta del Estado aunque gran parte de la izquierda que hegemoniza el discurso estatal, esté en contra de dicha reforma.

El Gobierno de Enrique Peña Nieto asegura que dado que México tiene potencial en los distintos tipos de yacimientos, no se le puede pedir a Pemex que, sin el apoyo de otras empresas petroleras, desarrolle con oportunidad y eficiencia todo tipo de yacimientos de hidrocarburos en territorio nacional. Asegura que ninguna empresa del mundo lo podría hacer y que, de hecho, ninguna lo hace.

“Obligar a Pemex a mantener el esfuerzo de inversión en aguas someras y, al mismo tiempo, exigirle desarrollar yacimientos en aguas profundas, de gas y petróleo de lutitas, así como los campos maduros, implica desaprovechar sus fortalezas y desviar recursos que podrían destinarse a los proyectos más rentables del país, como los yacimientos en las aguas someras del Golfo de México”, dice el Gobierno a tiempo de afirmar que Pemex estima que cerca de 40% de los recursos prospectivos convencionales del país (recursos que se espera descubrir) aún se encuentran en las cuencas del sureste, en tierra y aguas someras.

Al mismo tiempo, indica que dado que el 69% de las reservas 2P del país (suma de reservas probadas y probables, y que constituyen recursos ya descubiertos) se concentran en dichas cuencas, el marco constitucional vigente obliga a Petróleos Mexicanos a ejecutar, por su cuenta y por encima de sus capacidades, todo tipo proyectos de exploración y extracción de hidrocarburos, así como a asumir todos los riesgos asociados a los mismos, lo que se traduciría en una limitación para el desarrollo de competencias de Pemex.

Según el Gobierno, el marco constitucional vigente no solo limita la producción de petróleo y de gas, sino que también ha mermado el desarrollo de la industria de transformación de hidrocarburos (refinación de crudo, procesamiento de gas y petroquímica) y de transporte, almacenamiento y distribución de estos, por lo que uno de los sustentos de la reforma propuesta, plantea permitir que el Gobierno de la República otorgue contratos de utilidad compartida a Pemex y empresas privadas para extraer petróleo y gas y, además, indica que el Gobierno de la República otorgará a Pemex y a particulares, permisos de refinación, petroquímica, transporte y almacenamiento de petróleo, gas y sus derivados.

Como prolegómeno de una reforma anunciada, señala que el beneficio más significativo de la reforma constitucional al sector eléctrico será la reducción de las tarifas eléctricas y que consolidará un modelo que reafirme la rectoría del Estado, fortalezca a la industria eléctrica y a la CFE, y, al mismo, tiempo aumente la productividad y competitividad. Con todo,  la izquierda representada por partidos como el Partido de la Revolución Democrática (PRD), hablan de una privatización del sector, rechazando que esta vaya a ser la solución estructural adecuada para el sector.

Consiguientemente, se mantiene, al momento, una alta discrepancia en el parlamento y las calles anuncian ser el encuentro de cientos de ciudadanos que rechazan la anunciada reforma en el país azteca dando cuenta que, al parecer, no todo está dicho sobre la política energética que necesitaría México, después de un tiempo austero y, al parecer, poco consistente en la gestión de los hidrocarburos por parte de la estatal petrolera Pemex.  El termómetro anuncia tiempos difíciles.

Acerca del autor:
Vesna-Marinkovic-U.-
Vesna Marinkovic U.
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día