Siguenos en:
Jueves
 15 de Noviembre de 2018
OPINION
El tacú de papel
El miedo a la libertad
Lunes,  29 de Julio, 2013

Uno de los primeros intelectuales que se ha referido a los aspectos sicológicos relacionados con la crisis de nuestro tiempo ha sido Erich Fromm, quien ha logrado una exitosa y fecunda aplicación del sicoanálisis a los fenómenos históricos. Su obra “El miedo a la libertad” toca aspectos interrelacionados como la vida social, la cultura, la sociología, la psicología social y la antropología cultural. Por el mismo sendero, aunque con otro enfoque, José Ortega y Gasset aborda en su libro “La rebelión de las masas” la relación que existe entre el hombre y el poder. La libertad, se ha dicho, es la conciencia de la necesidad que lleva a la autodeterminación. Esta lleva a la transformación social.
 
Si existe necesidad de cambiar un entorno social y económico y se asume su necesidad, la libertad fluye desde el preciso momento en que se actúa en ese sentido. Resulta lógico suponer, en este sentido, que quienes tienen intereses contrapuestos a este accionar opondrán una resistencia que se explica socialmente, pero que no se justifica históricamente. En algún momento Francis Fukuyama expuso la teoría que la historia, como lucha de ideologías, ha terminado. Sin embargo, su obra “El fin de la historia y el último hombre” ha sido barrida, metafóricamente hablando, por la irrupción de los pueblos originarios y los reclamos por su reivindicación histórica, social y económica.
 
Mientras los científicos buscan vida en otros planetas, solo han encontrado indicios que Marte y otros planetas cercanos habrían sido en un pasado no muy lejano como la Tierra: cuerpos celestes habitables.  Hoy estos planetas solo muestran desolación y ausencia de vida -al menos la vida como la conocemos- erigiéndose en auténticos espejos espaciales sobre lo que ocurriría con la Tierra en poco tiempo más. Especialmente si el ser humano persiste en mantener modelos económicos que destruyen la naturaleza, promueven el desequilibrio ecológico y ponen en riesgo la vida misma de los seres vivos, incluyendo la especie humana sobre la faz de este planeta.
 
En la obra de William Shakespeare: “Julio César” se habla del destino y de la libertad de accionar, de ser dueños de nuestro destino. Si somos responsables de nuestras acciones o todo está predeterminado al margen del tiempo. Este es un gran dilema que llega a las esferas de la teoría de la relatividad general y especial, a la comprensión de la dinámica cuántica y las explicaciones sobre el origen del universo y el tiempo. Para aclarar este panorama necesitamos algo de tiempo para descubrir las leyes que nos faltan, como bien espera el mayor genio astrofísico viviente: Stephen Hawking. El estimado lector habrá advertido que la frase “Como es arriba es abajo” cobra sentido.

Todo tiene relación con todo. El “efecto mariposa” lo ejemplifica señalando que un pequeño suceso en un extremo del mundo puede ocasionar un cataclismo en el otro extremo, por el simple encadenamiento del proceso causa-efecto. Por lo mismo, existe la responsabilidad moral y social para hacer del mundo un lugar habitable, seguro y equilibrado. Para ello hace falta asumir la conciencia de la necesidad y el valor de emprender las acciones que se precisan para la transformación del entorno. Vencer el miedo a la libertad se presenta además como el reto de la especie humana para detener el holocausto planetario que se avecina producto de la injusticia en todos los órdenes.

 (*) Fernando Luis Arancibia Ulloa es periodista. Médico pediatra. Magíster en Salud Pública y Educación Superior

Acerca del autor:
Fernando-Luis--Arancibia-Ulloa-
Fernando Luis Arancibia Ulloa
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día