Siguenos en:
Domingo
 23 de Septiembre de 2018
Deportes
Editorial
Protección de los parques nacionales
Sábado,  11 de Agosto, 2012

El Gobierno ha anunciado, a través del Ministerio de la Presidencia, la creación de una unidad militar especializada que se encargará de la protección de los parques nacionales del país. La primera impresión que ha tenido la ciudadanía y la propia opinión pública, sobre el anuncio de la próxima creación del futuro Regimiento Escuela de Parques resulta favorable, por cuanto la protección de los parques naturales deviene en inexcusable e impostergable obligación del Estado, y en un reto que debe asumir cuanto antes la presente administración gubernamental, especialmente para desvirtuar las acusaciones que la señalan como proclive al avasallamiento de las reservas naturales.
 
Conviene puntualizar que la iniciativa gubernamental se ha hecho conocer en momentos que las comunidades del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure, (Tipnis) debaten en una consulta si procede construir una carretera que atraviese el corazón de esta reserva natural. En tales circunstancias, parecería que el Gobierno pretende mostrarse como poseedor de planes y estrategias protectoras no sólo de los parques sino de las propias comunidades indígenas, lo que no condice con los conflictos que se ve obligado a enfrentar a diario, tanto con la propia dirigencia originaria como en la realización de la propia consulta sobre la intangibilidad del parque y la citada carretera.
 
Sin embargo, salvadas esas observaciones, la creación de una unidad militar especializada en la protección de los parques nacionales deviene en una mejora de otras propuestas que no han prosperado tanto por logística como por carecer de una organización que comprometa los intereses nacionales. Desde este punto de vista, la propuesta gubernamental resulta atrayente. Según la información disponible, se trata en primera instancia de reclutar, a través del servicio militar, a los propios indígenas del Parque Isiboro Sécure de modo que se eduquen y formen no sólo como guardaparques, sino también como profesionales técnicos en producción agroforestal, técnicos biólogos.
 
Resulta sensato admitir que suena interesante que una unidad militar de esas características, que además de ser un centro de entrenamiento cuyo fin principal es proteger el territorio, sea al mismo tiempo un centro de capacitación profesional y fuente de empleo para los lugareños que se incorporen al Regimiento Escuela de Parques. Una de sus fortalezas, sin duda, será la presencia de los indígenas, cuyo conocimiento del lugar resulta valioso en grado sumo. De esta manera, el Estado podrá estar en condiciones de sentar presencia y principio de autoridad para evitar los asentamientos ilegales de colonos, contraproducentes a la preservación de ecosistemas.
 
El Gobierno ha previsto que en breve se iniciarán las obras de infraestructura del Regimiento Escuela en las márgenes del Tipnis. No obstante, todavía está por resolverse la consulta en el territorio indígena sobre la intangibilidad y la carretera. Pese a lanzar una iniciativa plausible de protección de los parques nacionales, aún falta mucho para que el Gobierno convenza a la ciudadanía y a los propios moradores del Tipnis de la buena intencionalidad de sus propuestas. Si bien el Regimiento Escuela de Parques alienta esperanzas y expectativas, también despierta enormes recelos y justificados temores de que  utilice la fuerza en el control de comunidades indígenas y su territorio.

Pese a lanzar una iniciativa plausible de protección de los parques nacionales, aún falta mucho para que el Gobierno convenza a la ciudadanía y a los propios moradores del Tipnis, de la buena intencionalidad de sus propuestas.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día