Siguenos en:
Jueves
 28 de Enero de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Deportes
Todo lo que sube, baja
BUSCANDO LA VERDAD
Martes,  16 de Junio, 2009

Gary Antonio Rodríguez A. • Economista y Gerente del IBCE: Tras varios años de auge con una expansión anual del Producto Bruto mundial de hasta un 5% y del comercio en un 15%, era lógico que llegara la crisis pues “todo lo que sube, baja”.
Siendo que Bolivia no puede estar ajena a los efectos de la globalización se cumplirá entonces tan inmutable ley, y ya tenemos ejemplos patentes de ello: cae el valor de las exportaciones, no sólo porque la demanda, los precios y los mercados preferenciales caen, sino porque en algunos casos también decae la producción.
Caen las remesas porque declina la economía allí donde nuestros compatriotas trabajan. Caen las inversiones, los ingresos públicos y privados y con ello caerá también la actividad económica en el país, siendo paradójico que lo bueno languidezca, mientras otras actividades “nada buenas” ¡no paran de crecer!
Hace poco se escuchó una nueva proyección de crecimiento del PIB boliviano. Se trata de la cuarta “revisión” oficial. El pronóstico original fue de un 5,75%. Luego, del 5,05%. Cuando llegó la crisis y se vio que Bolivia no había estado “blindada”, se estableció un margen “entre 4% y 5%”. Ahora se dice “al menos 4%”.
Esta penosa aproximación a la cruda realidad, según se avizora el grave problema en ciernes, se va acercando al pronóstico de la CEPAL del 3% y al 2,2% del FMI, si bien The Economist Intelligence Unit (mayo/2009) pronostica apenas un 1%. Aunque, las altas tasas parecen cosas del pasado, siempre quedará abierta la posibilidad de “un milagro”.
El intríngulis de hoy es que lo que fue una fortaleza, ahora es una debilidad. El PIB creció gracias a la subida inercial de las exportaciones hasta casi 6.900 millones de dólares, y gracias a los casi 1.100 millones de dólares de nuestros sacrificados migrantes. Esto no va más.
¿Qué alternativas reales hay para crecer? Pocas. Los “bonos” son insuficientes. La inversión privada será exigua por la situación política. Por tanto, el PIB con dificultad podrá crecer: a) con la inversión pública de 1.850 millones de dólares (si supera su floja ejecución actual); b) si se aumenta el gasto fiscal y el endeudamiento; y, c) si funciona el generoso “préstamo” de 1.000 millones de dólares para que YPFB los gaste quién sabe cómo, cuándo y dónde.
No faltará quien diga que -aunque poco- Bolivia crecerá, mientras otros países como EEUU, Gran Bretaña, Alemania, Japón, Francia, Italia, España, México, Brasil o Chile estarán en recesión. Mal de muchos, consuelo de tontos. Cuando ellos salgan de la crisis seguirán ricos y desarrollados, mientras Bolivia -al paso que va- se habrá empobrecido más.
Lo cierto es que el 2008 acabó una película que bien podría llamarse “Lo que el viento se llevó” (la bonanza). El largometraje que empieza a vivir el país y que durará varios años se llama: “Atrapado sin salida” (en la crisis). Porque, tarde o temprano, todo lo que sube, baja.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día