Siguenos en:
Martes
 25 de Septiembre de 2018
Deportes
La unidad nacional no se impone
TRIBUNA
Martes,  26 de Mayo, 2009

Ovidio Roca : Es típico de aquellas mentalidades centralistas y totalitarias el discursear sobre el patriotismo y la unidad nacional y denunciar a los opositores de oligarcas y separatistas, todo con el afán de apelar al sentimiento nacionalista del pueblo y así denostar a sus opositores. Pero está claro que un país no se lo une a chicotazos, ni con amenazas, un país se une cuando los ciudadanos tienen un proyecto de vida en común, cuando tienen intereses compartidos, cuando avizoran un futuro de prosperidad y justicia para todos.
Escuché días atrás a un general sentenciando que no permitiría la división del país y como el ejército es el que administra la violencia ya podemos entender a que se refiere. Pensando en un padre de familia que diga lo mismo coincidiríamos que está equivocado. Una familia no se une por imposición, se une con amor, con comprensión, con paciencia, con perdón, apoyando con dedicación al que pasa por algún problema o tiene menos posibilidades. Así se construye una relación permanente que es la que constituye la base de la sociedad. Un país, una nación es una gran familia que debe trabajar junta para buscar su progreso y un futuro mejor.
En el siglo XIX la República de Bolivia se creó por decisión de varias provincias autónomas que vieron de su propio interés unirse al proyecto de Charcas. Este proyecto venía avalado por la riqueza de Potosí, la capacidad política de la Audiencia de Charcas y el prestigio de la Universidad de San Francisco Javier. Las opciones de unirse a Buenos aires no eran interesantes como lo demuestra la decisión de Tarija de desligarse de Buenos Aires y anexarse a la naciente República de Bolívar.
En el siglo XXI nos enfrentamos a un otro proyecto, esta vez no hay intereses comunes, se trata de imponer la dominación de un grupo racial sobre el otro y destruir la institucionalidad democrática, logro que costó mucho tiempo y esfuerzo de patriotas bolivianos.
En el transcurso histórico los ciudadanos como acción política conformaron el Estado democrático, para una mejor gobernancia y la aplicación de las leyes en forma justa e igual para todos. Los gobernantes son por tanto “servidores públicos” y no deben convertirse en tiranos que sometan a la población a sus dictados. Por eso es imperativo en democracia la alternancia y separación de poderes y el mecanismo de revocatoria de mandato.
Esto por supuesto no lo comparte el MAS y lo declara públicamente Evo Morales (El Deber 19/05/09): “No estamos en el poder, sólo tenemos el Gobierno, el Poder Ejecutivo. “Ojalá desde diciembre de este año podamos tener realmente el poder (...) que el poder lo tenga el pueblo significa que tengamos el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial”. Sólo le falto decir como Luis XIV “El Estado soy Yo”
Estamos avisados, si los ciudadanos no se unen hoy para defender su derecho a la libertad, a la autonomía y a la democracia luego tendrán mucho tiempo para arrepentirse.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día