Siguenos en:
Lunes
 25 de Marzo de 2019
Deportes
La fiesta terminó de color celeste
El espectáculo ofrecido antes y durante el encuentro fue colorido. Ambas barras alentaron todo el tiempo.
Lunes,  26 de Abril, 2010
La-fiesta-termino-de-color-celeste
Ref. Fotografia: felicidad plena • Así se sintieron los hinchas de Blooming luego del triunfo ante Oriente.

Estadio repleto de público para el clásico cruceño número 148 en la historia liguera. El colorido característico de ambos equipos (verde y celeste) fue notable en el cielo cruceño al ingreso de los jugadores a la cancha. La curva de oriente iluminó el estadio con fuegos artificiales, mientras que la de Blooming hizo su propio espectáculo con cientos de vengalas de diferentes colores.
Ambas barras alentaron a su equipo durante todo el partido, aunque la de Oriente fue un poco más agresiva al lanzar gran cantidad de petardos al terreno de juego, lo cual terminó hiriendo en el rostro a un efectivo policial.
Durante el encuentro, también hubo rivalidad entre la tradicional sirena de Blooming y las cornetas de Oriente, con victoria de las últimas porque ensordecieron a todo el público en cada momento que las pusieron a funcionar.
Cuando Castillo  hizo el gol para Blooming al minuto 32 aprovechando el error del portero Suárez, la barra celeste empezó la primera parte de la fiesta, que terminó cuando el árbitro Iván Gamboa finalizó el el encuentro. Pero ya desde el minuto 80 se notó la ausencia de hinchas orientistas en las tribunas, los mismos que salieron desilusionados por el resultado adverso de su equipo, mientras que otros esperaron a terminar sus petardos lazándolos a la cancha.
En ese momento inició la segunda parte de la celebración de los hinchas bluministas que continuó en las afueras del estadio con gritos y cánticos característicos del equipo,  como festejo de la victoria número 42 en la historia de los clásicos cruceños.
A pesar de todo fue un buen espectáculo el que se vivió ayer en el estadio “Tahuichi”. Mucho mejor que el anterior clásico, el cual tuvo menor asistencia de público.

Un policía herido por petardos

Los petardos que cayeron en el terreno de juego tuvieron como resultado que un efectivo de la Policía Nacional terminara con una herida en la mejilla derecha, el mismo que fue trasladado a la ambulancia y auxiliado por los paramédicos de la UAGRM. Esta actitud de los hinchas se convirtió en una costumbre durante los clásicos,  ya que atentan contra la salud de los jugadores y también de las personas que realizan su trabajo en el interior del escenario deportivo. En el clásico de anoche, se vio más indisciplina en la barra de Oriente, donde algunos de sus hinchas, tras ver la derrota de su equipo, terminaron arrojando intencionalmente sus explosivos al terreno de juego antes de retirarse del estadio.

Mi opinión

‘La actitud es lo que ahora importa’

Carlos Jordán
Editor de Deportes


Blooming recuperó lo que había perdido. Este equipo que ahora conduce Carlos Aragonés tiene otro espíritu, otra mística, otra forma de jugar. El amor propio y la capacidad de tener fuerza de salir del mal momento han hecho de este equipo un grupo de guerreros que buscan batallas para ganar.
Para muchos, el triunfo sobre Guabirá aún no garantizaba el despegue y el zafar definitivamente de la mala racha en que estaba sumergido el plantel. Necesitaba ganar algo importante, más trascendente, más difícil. Y lo consiguió ayer y nada menos que ante Oriente Petrolero, su archirrival de todos los tiempos y el que pudo dejarlo hundido en la tabla y sin chance de clasificación a la siguiente ronda de este primer torneo liguero del año.
Esta vez, los celestes se cobraron la revancha de la derrota por 2-0 que habían sufrido el pasado 28 de marzo. En ese momento fue difícil digerir el traspié, porque el duro revés fue acompañado por una serie de malos resultados en la Copa Libertadores.
¿Que hicieron para levantarse y tener coraje?. La respuesta está el 1-0 de anoche y la voluntad que mostraron en un compromiso complicado. A Oriente no se le podía ganar con jugar bonito. Nada, había que poner ganas y mucho sacrificio porque el rival también juega y buscaba lo suyo. Por eso, menos mal que nuevamente apareció José Alfredo Castillo, un goleador que es letal en el área cuando está enchufado y sobre todo cuando está bien físicamente como lo está ahora.
Castillo es un testimonio o una clara muestra del nuevo Blooming que empieza a funcionar mejor futbolísticamente. Corre, se desmarca, aguanta la presión de los defensores y cuando puede hasta baja para hacer pared con un compañero o para asistir al que está en mejor ubicación en la cancha.
El “Negro” hizo ayer lo que bien sabe hacer en el área rival. Es su oficio, pero hay que ser un buen “sabueso” para jamás dar por perdida una pelota. Ayer, estuvo en el momento preciso, pues cuando todos en el estadio daban por hecho que el arquero Hugo Suárez se quedaba con la pelota, ahí apareció el ex Tahuichi para sentenciar al que cometió el error y sumar su primera conquista en un clásico con la camiseta de Blooming y su cuarto en el campeonato. Por eso lo de Castillo es una muestra de lo que está pasando con este Blooming que busca revivir en este certamen liguero.

    6 Fotos
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día