Siguenos en:
Sábado
 22 de Septiembre de 2018
Deportes
Poder Judicial independiente
Editorial
Lunes,  25  de Enero, 2010

Una de las tareas fundamentales y urgentes que debe encarar el naciente Estado Plurinacional viene a ser la conformación de un Poder Judicial independiente. Los últimos sucesos, como la renuncia del presidente de la Corte Suprema de Justicia, acorralado por juicios por presuntas irregularidades, abren las puertas para que el Gobierno designe a libre criterio a funcionarios transitorios pero proclives a su influencia. El propio escenario político le favorece también, y la oposición tiene todo el derecho de sospechar que el Ejecutivo pretende hacerse con los tres poderes del Estado para ejercer el dominio absoluto.
Los nuevos magistrados deben ser elegidos por voto directo del pueblo según lo dicta la Constitución Política del Estado, y este procedimiento estaría en riesgo de soslayarse a través de una “ley corta”, que no fijará las reglas de juego para la elección sino que establecerá un procedimiento expedito para el nombramiento de magistrados transitorios. Todo parece indicar que así sucederá realmente, dada la mayoría del partido oficialista en la Asamblea Legislativa, donde se dirimirán estos asuntos de vital importancia para el país. Esta situación aleja la posibilidad de contar con un Poder Judicial independiente y eficaz.
Sin embargo, para propios y extraños la necesidad de un Poder Judicial independiente deviene en un imperativo que no se puede eludir con acomodos políticos. El propio ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Miguel Ángel Moratinos ha incidido en fortalecer el Poder Judicial de Bolivia para contar con la seguridad jurídica que exigen las empresas dispuestas a invertir en el país. Del mismo modo, conviene recordar que la opinión del diplomático español se suma a las voces de los analistas y juristas del país, que señalan que los propios acuerdos de cooperación internacionales requieren de reglas claras de juego y operadores de justicia institucionalizados en el Poder Judicial.
Si bien la intención del Gobierno es llenar los cargos jerárquicos vacantes en el Poder Judicial para acabar con la semiparalización que le aqueja a este Poder, no es posible ocultar el lamentable panorama que dejan las sucesivas renuncias de jueces que en su momento alegaron motivos personales o presiones del Gobierno para alejarse de sus puestos de responsabilidad.  En los hechos, las tensiones políticas entre el oficialismo y la oposición han provocado que la semiparalización del Poder Judicial provoque que más de cinco mil causas de justicia no sean debidamente atendidas. Esta situación debe resolverse.
Y una salida lógica es aprobar la ley de Poder Judicial que permita convocar a una elección de magistrados para garantizar la conformación de un Poder independiente e imparcial. Resulta poco convincente la propuesta gubernamental de apurar la designación de magistrados transitorios, especialmente si los cargos han estado largamente vacantes. Quizás sea mejor apurar la designación legal de los magistrados por la vía de la elección directa como señalan las normas. De lo contrario, se avivan las sospechas de autoritarismo que se le endilgan a un gobierno que todavía no ha dado muestras de auténtica apertura.

Una salida lógica es aprobar la ley de Poder Judicial que permita convocar a una elección de magistrados independientes.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día