Siguenos en:
Jueves
 14 de Noviembre de 2019
Deportes
La mayoría son defensores y volantes
Blooming asegura a siete y va armando el equipo
La dirigencia sigue en la búsqueda de otros jugadores. Mauricio Soria no cree que inicie su trabajo el 20.
Viernes,  17 de Junio, 2016
Blooming-asegura-a-siete--y-va-armando-el-equipo
Ref. Fotografia: Mauricio Soria en una etapa anterior dirigiendo a Blooming.

Al menos siete jugadores son los que aseguró la dirigencia de Blooming para armar el equipo que afrontará la temporada 2016/17 de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

El dato lo confirmaron los propios jugadores, ya que los directivos, entre ellos el presidente, no fueron encontrados.

Los seis primeros. Los seis jugadores que ya habrían acordado su vinculación con los celestes son Alan Loras, Mario Alberto Cuéllar, Juan Carlos Zampiery y Leonel Morales, defensores, Juan Pablo Alemán y Diego Rivero mediocampistas.

El  nombre del séptimo jugador no se pudo conocer, pero tiene todo arreglado para vestir la celeste.

Sin dar nombres, Mauricio Soria, entrenador del cuadro celeste, ratificó que se había llegado a un acuerdo con siete jugadores, pero que falta mucho para completar los 22 o 23 que estará formado el plantel 2016.

"Si tenemos diez, falta más de la mitad, entonces hay mucho trabajo por hacer", indicó, explicando que del anterior plantel se había llegado a acuerdos con tres y otros cuatro jugadores extranjeros que también tienen un principio de arreglo.
Uno de esos jugadores puede ser el portero Hugo Suárez.

Sin fecha. Respecto a la fecha de inicio de entrenamientos, Soria dijo que es muy difícil que se comience el lunes 20 como en principio era la idea, ya que al menos quiere contar con el 90 a 95 por ciento del plantel a disposición. 

"No se puede comenzar con el 50% o algo más porque los que llegan después, no saben lo que se ha trabajado", agregó.

Blooming, que terminó en la zona baja del torneo Clausura 2016, necesita armar un buen plantel a fin de sumar la mayor cantidad de puntos posible a fin de zafarse de la zona peligrosa.