Siguenos en:
Sábado
 19 de Octubre de 2019
Deportes
Según la norma, solo tiene validez un año
Para Oriente la sanción a Brau ya prescribió
Albiverde. Sin embargo para que haya una sanción Nacional debería impugnar. El equipo entrenó pensando en San José.
Viernes,  14 de Agosto, 2015
Para-Oriente-la-sancion--a-Brau-ya-prescribio
Ref. Fotografia: Conflicto. Brau entrenó ayer junto a sus compañeros a la espera de una aclaración definitiva en torno a su caso.

De acuerdo con una norma que rigen los campeonatos organizados por la Confederación Sudamericana de Fútbol, la sanción por expulsión a los jugadores prescribe en el término de un año, por lo que Mariano Brau habría actuado legalmente y Oriente Petrolero no sufriría ninguna sanción de despojo de puntos. 

La explicación la brindó ayer Carlos Ribera, dirigente del club albiverde, aunque esperan que todo se aclare en el curso de las siguientes horas.

Lo dice la regla. Según Ribera, existe un artículo en el reglamento de los torneos de la Conmebol, Copa Libertadores y Sudamericana, entre otros, en el que la sanción para jugadores expulsados tiene una duración de un año, para casos de doping ocho o más,  para casos mayores como sobornos y otros son 20 años.

"Nosotros nos acogemos a la norma, la expulsión de Mariano fue en enero de 2014, donde se indica que las sanciones no son indefinidas, por lo que nosotros estamos tranquilos, pero estamos esperando ya que hasta ahora no tenemos nada", explicó Ribera.

Para que se dé el caso de una sanción, Nacional, el rival de los albiverdes, tendría que realizar una impugnación, caso que no se ha dado y de hacerlo tendría 48 horas para efectuarlo.

Ribera aclaró que la Conmebol envió un recordatorio de los jugadores sancionados en los clubes, el mismo que lo envió el 10 vía Federación Boliviana de Fútbol y luego Liga, pero que al club recién le llegó el día del partido, el 11 cuando las oficinas del club ya estaban cerradas, ya que se encontraban en los aprontes del encuentro en el estadio "Tahuichi".

Responsabilidad. Por su lado el entrenador albiverde, Roberto Pompei, se mostró contrariado por el tema y aunque no lo dijo, dejó entrever que eso es responsabilidad de la dirigencia.

"Alguien tenía que tomar en cuenta todos estos aspectos, se nos viene un problema", dijo.

Por su lado Mariano Brau, que en principio intentó evadir las preguntas de los periodistas, dijo prefería no decir nada hasta que el tema se aclare.

"Ahora que me lo dices, recuerdo que en ese partido me expulsaron pero ya lo había olvidado, pero te repito no puedo decir nada", dijo.

El equipo. Entre tanto el plantel retornó ayer los entrenamientos en su cancha de San Antonio.

Pompei dividió el equipo en dos grupos, 12 estuvieron trotando y 13 haciendo un táctico.