Siguenos en:
Domingo
 23 de Septiembre de 2018
Deportes
Pisando Callos
Vidas limitadas
Miércoles,  18  de Febrero, 2015

Bajo la presidencia del socialista Obama, el control del Partido social-Demócrata, y los republicanos imitando a los demócratas en todo salvo la retórica, los EEUU ya se parece en mucho a una republiqueta bananera. Ahora maquillan las cifras estadísticas para dar una impresión de bonanza, de que la economía "se recupera". Pero no es así; ni en el resto del mundo.

Y al igual que en todas partes, la clase media es la que más se empobrece y sufre, se encoge en su tamaño por los impuestos astronómicos, las presiones inflacionistas y las regulaciones ridículas, factores que ahogan las actividades económicas, matan los empleos y reducen los salarios reales. Y las opciones.

Cada vez es más costoso y difícil para los hijos de la clase media a ceder a empleos, estudios, atención médica, planes de retiro y el mismo nivel de vida de sus padres y tal vez sus abuelos. Y lo que es peor: se reducen sus esperanzas de lograrlo algún día. Gobiernos sin límites nos obligan a vivir vidas limitadas. Y si no les ponemos límites, las vidas de nuestros hijos y nietos van a ser aún más limitadas.

En estos días el Instituto Gallup, una empresa encuestadora muy noble en la cual estudié, trabajé y aprendí mucho en mis años de juventud, escandalizó a la opinión pública los EEUU, anunciando que la tasa oficial de desempleo declarada por el Gobierno como de apenas 5.6% es falsa, es una "gran mentira": solo el 44% de los adultos trabajan en empleos "reales" y completos, por 30 o más horas semanales.

Jim Clifton, presidente de Gallup, optó por decir la verdad: en total hay 101 millones de adultos sin trabajo. Su reciente artículo "La Gran Mentira: el 5.6% de desempleo" es noticia en todo el país. La tasa "oficial" de desempleo es el producto de una serie de subterfugios estadísticos que esconden desempleo y subempleo reales. "Pudiera pasarme algo malo por revelar el fraude", ha dicho Jim, citando los casos de Julian Assange, creador de Wikileaks, y Edward Snowden, exempleado de la CIA, quienes atraviesan por muchas dificultades porque destaparon cosas que los gobiernos quieren ocultar, como esta de que los números de desempleo total y parcial son las peores en tres décadas. E igualmente los de inflación y deuda: todo lo que golpea a la clase media.

Esta de la economía que "se recupera" es una gran mentira; pero a mi ver no es "la" gran mentira. Porque hay un engaño mucho mayor y es sobre la causa real de la interminable recesión: fuerzas y gobiernos de izquierdas en el mundo nos repiten que la culpa es del "Neoliberalismo", o sea del "¡capitalismo salvaje!".

Pero es ridículo. Las economías estatistas y social-mercantilistas del siglo XXI, intervenidas, dirigidas y controladas por los gobiernos, no se parecen ni de lejos al capitalismo de libre mercado o libre comercio, el de la competencia abierta, el modelo "laissez-faire" que entre los siglos XIX y XX sacó a gran parte de la humanidad de la miseria y el atraso. Decir lo contrario es La Gran Mentira ¡con tres mayúsculas!
El intervencionismo creciente está matando a la clase media; y nos devuelve a la típica "sociedad de dos pisos" anterior al capitalismo: los poderosos y ricos arriba; los impotentes y pobres abajo. Con nada en el medio, salvo unos pocos empleados, espías y sirvientes de "los que mandan". Por esto los jóvenes hoy no pueden estudiar una carrera como antes era usual en la clase media; y si pueden, de graduados no pueden encontrar empleo decente. Tienen extremas dificultades para casarse y establecerse. Y su nivel de vida es inferior al de sus padres, al contrario de lo que era normal hace una, dos o tres generaciones.

Otro que dice verdades es el profesor TylerCowen, de la Universidad George Mason en el Edo. de Virginia. En su libro "Averageisover" (El promedio se acabó) de 2013, muestra que el hogar promedio gana ahora lo mismo que en 1999, hace 16 años, eso es casi una generación. Y en su otro libro "The Great Stagnation" (El Gran Estancamiento) de 2011, observa el declive de los ingresos promedio.La "gran idea" de Obama, explica, es la subida de salario mínimo, pero solo afecta al 2% de la población; eso no resuelve el problema.

Cowen es uno de los pensadores clave de EEUU en la década pasada, según las revistas The Economist y Forbes. Y se pregunta "¿Qué pasaría si llega un republicano a la Casa Blanca en 2016?" Respuesta: nada.

"Lo que dice Obama o Romney no es muy diferente, ese es el pequeño y sucio truco de la política en este país", señala. "La retórica suele ser diferente a veces, pero no las acciones, las medidas, las políticas... no cambian. George W. Bush, que amplió el gasto social, elevó el déficit y apostó por una reforma migratoria hacia puertas más abiertas.

Suena duro, pero este desastre es resultado de las pésimas consecuencias de malas opciones de hace 40 o 60 años, en la generación de nuestros padres y abuelos, que comenzaron a experimentar con recetas socialistas como las de John M. Keynes, sin considerar sus consecuencias probables, sobre todo a largo plazo. "En el largo plazo todos estaremos muertos" decía Keynes. Y verdad: él y los de su generación están muertos. Pero sus hijos y nietos, nosotros estamos vivos y padeciendo las consecuencias de sus políticas inflacionistas, intervencionistas y estatistas; p. ej., que nuestras opciones se nos limitan enormemente.

Mucha gente que rechaza la Biblia es por la doctrina del pecado original: les parece injusto que los hijos sean castigados por malas decisiones de sus padres. Pues lo injusto no es la Biblia,¡es la vida! Lo corriente y más probable es que los hijos y descendientes paguemos por malas decisiones de padres y ancestros.

Lo raro, infrecuente e improbable es lo contrario, que nuestros sucesores puedan escaparse de pagar por nuestras malas decisiones. La Biblia lo que da son explicaciones de esto y de otros hechos de la vida. Y enseña a verlos desde una perspectiva generacional y no solo "actualista" o "presentista" y a tomar las decisiones mirando no solo nuestros intereses inmediatos, sino además los de nuestros hijos y nietos.

Acerca del autor:
Alberto--Mansueti--
Alberto Mansueti
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día