Siguenos en:
Martes
 20 de Octubre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Deportes
Ojo Centinela
Este 2015, todavía seguimos aquí…
Lunes,  5  de Enero, 2015

Cuando el reloj marcó las 12 en punto en medio de una niebla de luces de colores en el cielo, de mesas servidas, de bebidas listas para ser ingeridas, de soledades y de compañías, el primer pensamiento que se nos vino a la mente fue la palabra esperanza, cuando se cambió el dígito y el 2014 fue historia, y el 2015 apareció sonriendo ante nuestros ojos.

Y entonces todos tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo como esa brisa mañanera, como esa primavera, como aquel primer beso, como aquel primer amor, como la primera poesía o como la primera picardía que hemos tenido en nuestra vida. O como aquel primer empleo, o como cuando por primera vez empezamos una actividad que nos dio frutos económicos y saboreamos lo que pudimos comprar o las necesidades que pudimos satisfacer con esos recursos económicos.

Por eso es que este año que empieza es oportunidad para renovar nuestras esperanzas de mejores días, para nuestra vida,  nuestro departamento, el país y el mundo. Y porque ese cambio de dígito nos permite renovar nuestros sueños. Un hombre, léase también mujer, que no se alimenta de sueños envejece pronto.

Pues Dios no nos hubiera dado la posibilidad de soñar, sin darnos la posibilidad de convertir nuestros sueños en realidad. Sí. Primero la esperanza y después la fe. Muchos escritores han coincidido que nunca hay que perder la fe, pues los mejores comienzos empiezan después de las peores tragedias. En gran magnitud si pensamos en tantas guerras o también en situaciones personales si hablamos de nuestra vida personal, de perder un empleo, un objeto material de gran valor, un amor o un ser querido. Por esos propósitos, por esas metas y porque facilitemos el propósito que tiene Dios con nuestra vida, debemos renovar nuestros sueños este 2015, porque si bien es cierto representa solamente un dígito, en realidad son 365 oportunidades que tenemos para ser felices, en el sentido cuantitativo, pero fundamentalmente en el cualitativo, al lado de los seres que nos rodean.

Porque es nuestra responsabilidad y solo la nuestra alcanzar la felicidad. Justamente, a propósito del nuevo año, un sicólogo aconsejaba que cada uno de nosotros enumeremos, del 1 al 5 si podemos, las cosas que nos dan felicidad y nos concentremos en ellas, porque tal vez son más de las que nos amargan la vida.

Y que a partir de ahí tratemos de direccionar nuestra vida. José Luis Borges, el poeta argentino que vivió más de 30 años ciego dejó entre uno de sus legados literarios más importantes un poema que me hizo lagrimear la primera vez que lo vi. “Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima trataría de cometer menos errores. No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más, correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos. Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios”, dice en la entrada.

Y continúa haciéndonos reflexionar sobre la necesidad de tener buenos momentos, cuando nos dice que si pudiera volver atrás trataría de tener solamente buenos momentos. Remata Borges señalando que si pudiera volver a vivir  comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría descalzo hasta concluir el otoño. Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres, y jugaría con más niños, si tuviera otra vez vida por delante. Pero ya ven, tengo 85 años... y sé que me estoy muriendo. Borges murió de cáncer hepático en 1986.

“Todavía sigues aquí”, dice el escritor español José Saramago en un episodio de su novela, “el hombre duplicado’, publicada en el 2002, cuando a partir de ahí reflexiona que uno puede cambiar físicamente, pero nunca debe dejar la fe y la eterna esperanza, porque eso es lo último que muere.

Acerca del autor:
Roberto-Mendez-
Roberto Mendez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día