Siguenos en:
Viernes
 23 de Agosto de 2019
Deportes
Editorial
Municipios: Hacia una nueva visión de progreso
Miércoles,  24  de Diciembre, 2014

Los municipios, especialmente los de Santa Cruz, no paran de crecer. Se expanden las urbanizaciones, se extiende el pavimento, nacen barrios todos los días ¿quién está supervisando semejante metamorfosis?

Se sabe que en La Guardia, por ejemplo, se han aprobado más de 200 nuevas urbanizaciones en los últimos tres años y lo mismo pasa en Cotoca, en Porongo, Warnes y otros distritos que circundan a la capital. ¿Está funcionando algún nivel de coordinación? ¿Se están contemplando criterios ambientales, urbanísticos y otros relacionados con transporte, servicios, etc?

Durante años y sobre todo en este auge de los ingresos municipales producto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) se ha observado una suerte de revolución del cemento. Ha sido un arma muy útil para mejorar la calidad de vida de la gente, pero también ha sido un truco proselitista para asegurar la fidelidad de los votantes que no siempre toman en cuenta las prioridades o en un último caso, el equilibrio que debería buscar el municipio, entre obras de infraestructura, pavimentación, puentes, plazas y otras necesidades que son urgentes, vinculadas al desarrollo humano, a la generación de empleo, la salud y la educación.

Vemos todos los días problemas muy graves, abuso infantil, inseguridad, maltrato a las mujeres, falta de atención a los ancianos, pandillas, proliferación de la drogadicción y el alcoholismo, fenómenos que son producto de unas sociedades aluviales que no salen del caos que implica el desarraigo de la migración, la aculturación y la explosión demográfica.

Ahora que vamos a ingresar en la fase electoral para renovar las autoridades municipales, conviene que los candidatos tomen conciencia sobre la necesidad de generar otra visión más integral sobre el desarrollo. El ciudadano enamorado del cemento que solo contempla la ventaja del pavimento sobre la valorización de su terreno o su casa, debe comprender que ese elemento es relativo cuando no hay servicios básicos, especialmente buena dotación de agua y alcantarillado que alejen de las enfermedades.

Los barrios crecen y se multiplican en medio de parajes que han sido totalmente destruidos, donde desaparece todo vestigio de naturaleza y la gente no entiende que ese factor contribuye a las inundaciones que luego generan mayor marginalidad, pues el Municipio, que debió antes prever esas situaciones con adecuados estudios de impacto ambiental, tiene que disponer recursos extraordinarios para canalización, descuidado la implementación de otros servicios indispensables.

Esa ecuación debe ser entendida plenamente por el ciudadano, que asocia el progreso y la prosperidad con obras de gran envergadura y que valora a sus autoridades por ese tipo de inversión, pese a que los hospitales siguen sin médicos y enfermeras, las postas necesitan personal, las comisarías barriales están vacías y la gente sigue tomando agua contaminada porque el servicio de alcantarillado es uno de los más atrasados, pese a que es vital.

Necesitamos cambiar el transporte, mejorar el saneamiento, ciudades más limpias, habitantes más educados y responsables. Eso requiere políticas distintas que busquen lugares amigables y no solo revestidos con cemento.

Los barrios crecen y se multiplican en medio de parajes que han sido totalmente destruidos, donde desaparece todo vestigio de naturaleza y la gente no entiende que ese factor contribuye a las inundaciones que luego generan mayor marginalidad, pues el Municipio, que debió antes prever esas situaciones con adecuados estudios de impacto ambiental, tiene que disponer recursos extraordinarios para canalización, descuidado la implementación de otros servicios indispensables.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día