Siguenos en:
Domingo
 23 de Septiembre de 2018
Política
Gobernador paraguayo dice que Evo y Chávez complotaron contra Cossío
Carlos Amarilla, afirmó que su colega gobernador del departamento de Tarija, Bolivia, Mario Cossío, fue derrocado por un complot orquestado por el gobierno de Evo Morales e incluso de Hugo Chávez.
Viernes,  7  de Enero, 2011
Gobernador-paraguayo-dice-que-Evo-y-Chavez-complotaron-contra-Cossio

Carlos Amarilla, gobernador del departamento Central y vicepresidente de la Organización Latinoamericana de Gobiernos Intermedios, asegura que su colega gobernador del departamento de Tarija, Bolivia, Mario Cossío, fue derrocado por un complot orquestado por el gobierno de Evo Morales. En esta entrevista afirma haber sido testigo de la persecución contra el político boliviano, que data -según dijo- de 2008, cuando una intervención del gobierno boliviano impidió que lo eligieran vicepresidente del organismo hemisférico.

- ¿Por qué Cossío es un perseguido para usted?
-Hay evidencias irrefutables del complot orquestado por el partido de Evo Morales para derrocarlo. A mí me consta, de primera mano, varias de esas pruebas, que confirman que todo fue diseñado para sacarlo de la gobernación. Yo me acuerdo que en noviembre de 2008, en una cumbre de nuestra organización en Cuenca, Ecuador, el gobernador Cossío fue electo como uno de los vicepresidentes. Su elección produjo una reacción furibunda, contundente de Morales y del gobierno de Hugo Chávez.
-¿Qué tipo de reacción?
-Enviaron emisarios a la reunión para persuadir a los anfitriones para que no se concretara la elección. Yo fui testigo. Para descomprimir un poco la situación y para evitar mayores incomodidades a nuestros anfitriones, finalmente se decidió dejar en suspenso la elección. La presión fue ejercida directamente por las dos cancillerías.
-En el 2008 estaban en plena campaña por la autonomía...
-Claro. Era la época en que el gobernador de Tarija y de los demás departamentos del sur y oriente de Bolivia estaban luchando por la autonomía. El gobierno de Evo veía inaceptable que un enemigo político sea ungido con un cargo internacional importante, sobre todo en una organización que se va consolidando.
-De ese incidente pasaron dos años...
-Es una muestra de que siempre, Mario Cossío y otros gobernadores de Bolivia, pertenecientes a la oposición, han sido objeto de hostigamientos y persecuciones en forma sistemática y permanente. Lastimosamente en aquella oportunidad primó el "apriete" diplomático para dejarle a Mario sin la vicepresidencia.
-¿Le iban a dar la vicepresidencia como algo honorífico, porque era perseguido?
-Cossío es un hombre completamente comprometido con la democracia, que tiene amplio respaldo popular y tiene méritos de sobra para desempeñar ese cargo convenientemente. Ahí nos quedamos sin un vicepresidente de lujo por la acción de los gobiernos de Bolivia y Venezuela. Me acuerdo que el propio embajador de Bolivia en Ecuador fue a realizar personalmente las gestiones para excluir a Cossío, en compañía de referentes de Venezuela.
-¿Usted ya se encontró con él?
-Sí, y este lunes voy a recibirlo oficialmente como gobernador de Tarija...
-Ex gobernador...
-Para mí sigue siendo gobernador, y lo voy a recibir como par mío aquí en el país.
-¿No admite su destitución por hechos de corrupción?
-No, absolutamente. Yo, por lo menos tengo cero dudas al respecto. Claramente, él fue derrocado a partir de un complot netamente político.
-La ministra de Transparencia de Bolivia dijo que Cossío politizó un hecho jurídico..
-Noo. Acá lo que quieren es judicializar una situación política manipulando las instituciones judiciales como garrote, como antes hacía Stroessner con los opositores. Los paraguayos tenemos muy fresco en la memoria ese método. Sabemos que esos regímenes autoritarios conllevan grandes padecimientos a los pueblos. Hay evidencias de que el señor Evo Morales utiliza las instituciones republicanas y democráticas para perseguir de la manera más alevosa posible a sus adversarios políticos.
-La ministra boliviana que estuvo aquí dijo que los opositores que están presos tienen causas de corrupción...
-Así también se decía acá en la época de Stroessner. La propaganda del gobierno decía que había una democracia "altamente participativa y ejemplar". Lo claro es que existe una maquinación perversa de la política para sacarse del camino a los adversarios..
-Acusan al gobernador de Pando de asesinato y de delitos de lesa humanidad. Está preso desde hace 3 años...
-(sonríe) Casualmente, son los opositores los que están o presos, imputados, perseguidos.
-De Cossío dijo la enviada de Morales que tiene 14 casos en proceso y 29 en estudio...
-Cuando existen evidencias tan nítidas de persecución, cuando las autoridades echan mano a las instituciones de una República para perseguir a los adversarios, no podemos dejar de encender la señal de alerta, porque así es como han empezado todas las aventuras dictatoriales de nuestro pasado reciente. Los poderosos de turno dictan leyes especiales a su medida para joder a sus enemigos. Son lecciones que conocemos y simplemente hay que refrescar para confrontar con lo que sucede en un país caro a nuestros sentimientos, como es Bolivia. ¿Dónde está la presunción de inocencia? ¿Cómo es que la simple imputación es suficiente para destituir de manera automática a un ciudadano que fue electo por su pueblo? Un régimen de ese tipo, si no es una dictadura está camino de serlo muy pronto.
-¿Cuál hubiera sido entonces el camino para apartarlo?
-El tenía que haber sido juzgado, como cualquier persona, sin ser apartado de sus funciones, hasta que en todo caso la justicia -de cuya independencia uno puede tener sembradas todas las dudas a esta altura de los acontecimientos -dicte alguna sentencia. Los autoritarios dijeron un día: "Señores, no podemos con estos opositores por la vía de las urnas. Entonces, redactemos una ley para barrerlos". Así, en Bolivia, una simple imputación fiscal es sinónimo de destitución. No hace falta sentencia. La experiencia que me tocó vivir en forma directa hace poco más de dos años me permite comprender que el caso Cossío, claramente constituye una persecución política.
-De cualquier manera lleva a la confusión cuando lo acusan a uno de corrupción. En este caso, la ministra dijo que es por 50 millones de dólares.
-En una persecución política se recurre a todas las armas, las más perversas, para destruir al enemigo. Ojalá en una República libre, el señor Cossío pueda ejercer su defensa como cualquier ciudadano responsable y disipar las dudas que existan en todo caso. Yo, repito, no tengo duda que es una persecución política.
-¿Qué opina de la posición de Filizzola, de que Cossío debe ser expulsado?
-A mí me apena muchísimo, me causa una desazón, esta posición de los amigos de la izquierda, que cierran los ojos automáticamente ante situaciones que son violatorias del orden democrático, cuando los que incurren en estas violaciones son amigos o están emparentados con ellos ideológicamente. Ellos, como demócratas tienen la obligación de advertir que hay situaciones, cuando menos complicadas, alarmantes, como sucede en Bolivia o Venezuela.
-¿Es simplemente simpatía ideológica o hay algo más?
-Por de pronto, la simpatía ideológica les nubla la visión, y eso es algo inadmisible en personas que tienen realmente un compromiso con un esquema de vida. Yo le pediría a Filizzola que pase revista a anécdotas de la época stronista y compare. No es bueno para la salud de nuestra democracia acomodar los tantos en función a simpatías personales o compromisos ideológicos.
-Dicen que son varios ya los bolivianos que buscaron refugio en otros países. Se sabe muy poco o hay un manto de silencio que cubre estos dramas...
-Es inadmisible el silencio y la complicidad. En mi juventud, a mí me dolía el silencio de gobiernos vecinos, supuestamente amigos del pueblo paraguayo que durante demasiado tiempo también le dieron una cobertura de impunidad a lo que fue la época stronista. Entonces, para no revivir el silencio cómplice del ayer, hoy nuestro compromiso es hacer oír nuestra voz de alarma, para que aquellos que tienen tendencias de revivir aventuras dictatoriales, sepan que no les va a ser fácil.

-No debe ser fácil para nadie abandonar abruptamente su cargo, su familia, su país, a no ser que sea un criminal...
-A nadie le gustaría estar en la situación de Mario Cossío. Estoy absolutamente seguro de que él desea fervientemente como todo ser humano estar al lado de su familia, trabajando en la normalidad cumpliendo sus obligaciones como gobernador electo y disfrutando de su libertad. Los dictadores han causado muchísimo daño a nuestras sociedades. Latinoamérica ha sido desgarrada por sus efectos nocivos.
-Habiendo tantos foros: Mercosur, Unasur... ¿no hay nadie que enfrente las denuncias?
-Lo que pasa es que enfrentar a los autoritarios requiere de una vasta red de solidaridad, de cooperación y entendimiento. Nuestra cultura democrática latinoamericana, muy joven aún, no ha podido articular eficazmente ese tipo de protección. Los intereses de los Estados muchas veces complican que se tomen medidas más oportunas y contundentes. No es fácil porque los intereses se friccionan. Las dictaduras tienen que ser combatidas desde sus primeros indicadores, en sus propios orígenes. Hay que evitar que los dictadores se aprovechen de los ritos democráticos para consolidarse. Si no lo hacemos, los paraguayos, más que nadie, sabemos que sus acciones causan pobreza, retraso y miseria.
-Senadores tiene ante sí la decisión sobre Venezuela. ¿Es un régimen democrático o con ropaje democrático?
-Para mí es lo segundo. Tiene un gobierno dictatorial con maquillaje democrático.
-¿Se tiene que aprobar o no su ingreso al Mercosur?
-El Mercosur tiene una cláusula democrática. Lo que no debemos aceptar ya como sociedad es que desde la política nos engañen o traten de engañarnos respecto de lo que realmente sucede. A mí no me desagradaría tener relaciones de Estado a Estado aunque el otro Estado sea manejado por un gobierno no democrático, en caso que convenga a nuestros intereses. Pero como sociedad democrática que ha salido recientemente de un régimen de dictaduras, debe importarnos si en Venezuela se violan los derechos humanos. Lo que debe lastimar a muchos demócratas de ese país es que las demás naciones guarden silencio ante los abusos que comete el régimen que gobierna.
-Desde el miércoles tiene un nuevo parlamento, esta vez integrado por el 40% de opositores...
-Y bueno, yo, para salvar el pedido de ingreso de Venezuela, con este nuevo panorama en el congreso de Venezuela, solicitaría que ellos se pronuncien por mayoría absoluta de que quieren integrar el Mercosur. Es una salida que sería congruente con la posición democrática y disiparía también cualquier malentendido que pudiera sobrevenir a una decisión que como Estado nos corresponde tomar más temprano que tarde.
-¿Que decidan ellos?
-La lucha política es compleja. No solamente acciones aisladas y no coordinadas contribuyen al fin superador que como todos deseamos que nuestros países sean manejados democráticamente. /ANF.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día