Siguenos en:
Jueves
 15 de Noviembre de 2018
Política
Tribuna
Burocracia bancaria en Venezuela
Sábado,  12 de Mayo, 2018

Parte de las humillaciones diarias a las que este gobierno ha acostumbrado a los venezolanos es la del actual desastre en la banca pública, la cual, por desgracia salpica a la privada. En la Venezuela comunistoide actual, ni siquiera tener una cuenta bancaria es un proceso normal.

El dinero en efectivo es escaso: ir a un cajero automático es una odisea que implica tener suerte de encontrar alguno que por casualidad funcione, después, que tenga efectivo, y luego que no te asalten al irte.

Las colas son interminables en los bancos, pero no para sacar el dinero que se desee, sino para el que el banco, según disposiciones legales, pueda disponer. Hay bancos que solo permiten sacar 20.000 bolívares diarios: un pasaje ahora está costando 5.000, un café mínimo en cincuenta mil.

La llamada Superintendencia Bancaria (SUNDE) emitió una primitivísima disposición en la que, cada dos años, el cliente debe perder tiempo para ir a “actualizar su expediente” ¡en la agencia donde abrió la cuenta! Esto implica perder tiempo en tramitar y llevar documentos en físico, que perfectamente podrían ser enviados en formato pdf por vía correo electrónico, y así ahorrar molestias y papel. Habiendo estado casi cuatro años en Santa Cruz, al retornar me encontré conque debo hacerlo, si es que quiero que me renueven mis productos financieros. 

Anteayer intenté ir a mi banco de la banca pública a actualizar expediente. Fui con una de anticipación a la apertura de la sede donde abrí mi cuenta. Internamente me regocijaba de haber llegado de tercero. Mi euforia duró poco: La ejecutiva del banco me dijo que, debido a que hubo una falla eléctrica, los equipos se afectaron y no había sistema para hacer mi operación, así que me dieron un papelito escrito a mano con el número de esa agencia para que llame y pregunte cuándo se restaurará el sistema. De haber funcionado, no estaban renovando las tarjetas de nadie, por falta de plástico.

Mi otra cuenta bancaria es del banco Banesco, la entidad financiera privada más grande del país, actualmente intervenida de forma irregular por el gobierno, quien le acusa de obtener fondos ilícitos. Abrí mi cuenta la primera vez en la sede de este banco en El Hatillo, que queda a las afueras de Caracas, por ello debo perder prácticamente media jornada laboral si corro con suerte, o tal vez el día entero para hacer lo mismo: renovar expediente. 

Mientras en los países normales, la banca va hacia el futuro, con incorporación de tecnologías de inteligencia artificial, en Venezuela vamos hacia una banca más primitiva que la de los años sesenta, todo esto gracias al comunismo. Dios bendiga a Bolivia y no caigan en lo mismo. ¡Salgan de Evo!

Acerca del autor:
Javier---Gomez-
Javier Gómez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día