Siguenos en:
Jueves
 27 de Junio de 2019
Política
Miradas
Estoy en Italia y...
Sábado,  13 de Agosto, 2016

Parte de la formación dentro de la Sociedad de San Pablo, la Congregación a la que pertenezco, comprende un curso de preparación y profundización en la misión (carisma) paulina, previo a los votos perpetuos. Si Dios quiere, los míos serán en diciembre, los haré en Venezuela. 

Una nueva etapa comienza en mi vida. Seré paulino hasta mi muerte, y luego podré optar o no por el sacerdocio, el cual es un ejercicio diferente dentro de la Iglesia, ya que el sacerdocio paulino se caracteriza por no tener parroquias, el fundador de la Sociedad de San Pablo dijo que: nuestra parroquia es el mundo. 

La Sociedad de San Pablo es una Congregación religiosa que se dedica a la evangelización en el cambiante entorno comunicacional, es decir, evangeliza con todo lo que sea medios de comunicación. Para eso fuimos creados, hay otras órdenes y congregaciones que también evangelizan con los medios, (de hecho, el Documento de Aparecida recomienda a todo religioso o sacerdote aprender y emplear los medios para evangelizar) pero ninguna tiene esta tarea como misión central.

Mi lema desde que entré a la Sociedad ha sido: Hasta donde Dios quiera llevarme, y eso es lo que me ha hecho vivir parte de mi vida en Bolivia, tierra a la que agradezco tanto, y de la que he aprendido mucho. En ella cometí también muchos errores, pero son ahora un gran aprendizaje que llevo a donde quiera que me toque ir en el futuro.

Tengo ahora mucho por agradecer. Siempre he tenido la permanente sensación de que la vida religiosa te hace recibir muchísimo más de lo que das (Mc 10, 28-31). En estos momentos estoy poniendo todo lo que soy en manos de Dios: mis errores cometidos; las tentaciones en las que he caído; mis soledades y miedos; mis frustraciones; temores; en pocas palabras, mis miserias y virtudes.

Mis miserias son muchas, y esto no lo digo como acto de falsa modestia, son muchas, y son las que hacen que viva preguntándome por qué Dios me ha elegido. Mi humor, por dar un ejemplo, es muy negro, y en Bolivia he llegado a escandalizar a más de uno por eso. Los primeros días que llegué no lo noté, y ahora tengo que tomar muy en cuenta que no puedo causar una segunda primera buena impresión.

El resto es pedir a ustedes que me ayuden con su oración, todos los religiosos estamos siempre, siempre necesitados de oración, el diablo existe (CEC n.º 391), por más que muchas personas quieran hacer intelectualísimos ejercicios de abastracción y exégesis bíblica para decir que no. Y sus principales víctimas seremos siempre los religiosos. Oren por nosotros por favor.

Acerca del autor:
Javier---Gomez-
Javier Gómez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día