Siguenos en:
Miércoles
 20 de Noviembre de 2019
Política
El norte vive día de furia por seguidores de Verdes y del MAS
La socialización del estatuto en Montero genera violencia
Violencia. Masistas impiden que se realice la audiencia pública. Asambleístas de Verdes acusan al MAS de boicotear el proceso. No suspenden las visitas.
Sábado,  27 de Julio, 2013
La-socializacion-del-estatuto-en-Montero-genera-violencia
Ref. Fotografia: Enfrentamiento. Afines al MAS intentan ingresar con hondas y arrojando piedras al Comité Cívico.

La socialización del Estatuto Autonómico de Santa Cruz, vuelve a generar violencia entre los cruceños.

Seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de la agrupación Verdad y Democracia Social (Verdes), se enfrentaron en contra y defensa del trabajo de la comisión de Adecuación estatutaria que realizan los asambleístas departamentales para, adecuar el estatuto a la Constitución Política del Estado (CPE).

Producto de la pelea con palos, piedras, cohetes y ladrillos, tres personas resultaron heridas, de ellas una fue internada en el hospital Guaracachi de la capital cruceña.

Violencia al ingreso. Un grupo de seguidores del MAS acompañados del asambleísta Lucio Vedia, llegó hasta el Comité Cívico de Montero para impedir la socialización, ocasionando desmanes y rehusándose a registrar su ingreso.

Este hecho provocó que los asambleístas se escondieran en las oficinas cívicas y la gente se retirara. Sin embargo, esto no quedó ahí, ya que los seguidores de Verdes se organizaron para volver a ingresar al Comité usando cohetes, piedras y palos.

Una vez en las instalaciones, los masistas se reorganizaron para la retoma de la casa cívica, momento en el que se enfrentaron  y finalmente obligaron a salir a los jóvenes afines al gobernador Rubén Costas.

En esta gresca, tres personas resultaron heridas, por golpes contundentes en la parte de la cabeza.

Responsabilizan al Gobierno. Producto de estos enfrentamientos, los asambleístas de Verdes, acusan a los legisladores del MAS de impulsar las movilizaciones y así "boicotear" la socialización. "Yo acuso directamente el presidente Evo Morales, al vicepresidente Álvaro García Linera a su gabinete de ministros y todos sus emisarios, quieren arruinar el trabajo que se está haciendo en beneficio del pueblo. Están mal informando que nosotros estamos aprobando no sé qué y no sé cuánto. Déjennos hacer nuestro trabajo, no hay líneas políticas", dijo Rosse Marie Sandóval, presidente de la comisión encargada de la socialización, mientras era resguardada junto a sus colegas.

Finalmente y después de más de cinco horas encerrados, los asambleístas salieron del inmueble custodiados por los policías, quienes realizaron cordones para impedir que pueda pasar y agredirlos.

Crean Comité paralelo. Sin embargo, cabe resaltar que mientras los asambleístas y el presidente del Comité Cívico de Montero, Rogelio Rojas, se encontraban en las oficinas, las personas afines al MAS, aprovecharon para crear un Comité paralelo, en el que se posesionó como presidente al dirigente universitario Limber José Ramírez, quien realizó la iza de la wiphala.

La presidente de la Brigada Parlamentaria, María Elva Pinckert, de Convergencia Nacional (CN), intentó impedir que se ice la wiphala; sin embargo, no lo logró y fue agredida con empujones y obligada a salir del lugar. "Solo queremos respeto por este pueblo, no pueden venir a agredir a todos los montereños, preocupémonos por trabajar, esa gente estaba dirigida, no volvamos a lo del 2008, cuando el país se enfrentó por las autonomías", dijo Pinckert en medio de lágrimas.

Críticas al procedimiento. El trabajo de socialización ha sido duramente criticado en las últimas semanas, por los conflictos que ha generado en seis municipios, donde la comisión de adecuación fue rechazada.

Pese a las críticas que los mismos ideólogos del documento han hecho en las últimas horas al trabajo de socialización, este no ha sido suspendido, pues así lo confirmó Sandóval, quien indicó que la próxima semana estarán en Warnes y Cotoca.

Actualmente las oficinas del Comité Cívico de Montero están sin vigilancia, los ánimos en el lugar se calmaron.