Siguenos en:
Sábado
 21 de Septiembre de 2019
Política
Estuvo en más de 25 sitios en solo 15 días
¿Gestión o campaña? Evo no se duerme en sus laureles
Oficialistas dicen que es un presidente 'que hace' y opositores aducen que solo le interesa el poder.
Domingo,  21 de Octubre, 2012
¿Gestion-o-campana?-Evo-no-se-duerme-en-sus-laureles

En los primeros 15 días de octubre, el presidente Evo Morales ha viajado una vez a Lima, Perú, celebró en La Paz los 30 años de la democracia y el triunfo de su aliado Hugo Chávez y se ha desplazado principalmente por Santa Cruz, Beni, Pando y el Chapare cochabambino, en algunas ocasiones hasta a tres sitios en un mismo día, en un hecho que es interpretado por los opositores como "campaña pura" de cara a las elecciones generales del 2014 y de gestión por parte de sus correligionarios.

"Esa es una prueba elemental sobre si al presidente le gusta gobernar o hacer política inaugurando pequeñas canchitas en vez de tener una estrategia para el país", dijo el ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, quien observó también que esa es una demostración de que existe burocracia palaciega, que es la que hace sus firmas en tantos documentos.
En ese sentido, observó que le preocupa la salud mental del presidente porque donde va descarga su odio contra enemigos que se busca a cada momento.

Oposición. "Nunca se sentó a gobernar el país. Todo el tiempo estuvo en campaña electoral descuidando la nave del Estado", observó el general en retiro Marcelo

Antezana, de Convergencia Nacional e ideólogo de un nuevo partido que enarbola el federalismo como bandera.

Señaló también que el presidente a veces se da el lujo de viajar a Estados Unidos y volar a La Habana, Cuba, para dormir y visitar a Fidel Castro, sin importar los viáticos o el combustible, que terminan siendo pagados por los bolivianos, y despilfarrando recursos que bien pueden ser invertidos en salud y educación, y con una doble moral, porque enjuicia a exautoridades, dos de ellas que han muerto en la cárcel, en procesos sobre gastos reservados, condenando algo que este Gobierno ha tomado como una práctica común.

Es su estilo de gobernar. Sobre el tema, Mauro Peña (MAS), expresidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña, aseguró que eso no es campaña, sino gestión porque ese es el estilo de gobernar del presidente Evo Morales desde que llegó al poder en el 2006.

Señaló que quienes deben evaluar si es bueno o malo que los visite, les lleve obras o escuchen sus proyectos deben ser lo habitantes de poblaciones alejadas que nunca conocieron un presidente.

Acerca de los gastos en avión, pasajes, viáticos o estadía, dijo que nadie puede criticar eso porque la posibilidad de hacer gestión de frente al pueblo lo compensa todo.

Dos ministros de Estado, Juan Ramón Quintana y Carlos Romero, trataron de ser ubicados para que hablen sobre este tema. El primero de ellos contestó a su celular, pero dijo que estaba ocupado para responder a estas interrogantes.

Dos analistas. El cientista político Romano Paz y el exparlamentario Alejandro Colanzi coincidieron que el presidente Morales está haciendo campaña de cara a las comicios del 2014. "Ha cambiado su línea discursiva, habla del superávit y de su gestión y se proyecta al 2025", dijo Paz.

"Desde que supo los resultados de las elecciones judiciales empezó su campaña hacia el 2014", expresó Colanzi al hacer notar que a pesar de ser ilegal, Evo por va por su tercer mandato.

Análisis
Los gastos mediáticos son millonarios

El analista en lenguaje de la imagen y docente de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Max Tórrez, dijo que el aparato mediático estatal muy rápidamente se puso a disposición de una campaña "no oficial" de la próxima candidatura de Evo, presidente.

Una hora de transmisión vía satélite, en directo, de las concentraciones políticas para la entrega de obras, tiene un costo operativo aproximado de 5 mil dólares. A esto hay que sumar el costo de un escenario montado con sistema de sonido, gigantografías y el equipo humano que se desplaza, que alcanza a un promedio de 4 mil dólares, fuera del costo de producción de un spot de propaganda gubernamental (que puede estar entre 3 a 10 mil dólares, según los recursos utilizados), la emisión de dichos spots tiene un costo promedio en telenoticiosos de 15 dólares el segundo... y así suman y suman los materiales propagandísticos para otros medios, de manera que una campaña electoral tiene un alto costo.

Tórrez dijo que todo tiene precio y nunca se reveló quién paga dichas campañas, aunque ahora él (MAS) ha conformado un poder mediático que lo integran Canal 7, la Red Patria Nueva y 36 radios comunitarias, la agencia de noticias ABI y el periódico Cambio, y de manera directa dos grandes cadenas, una de ellas que acaba de ser adquirida recién.

Punto de vista

'Debe preocuparse en manejar la nave del Estado'

Luis Alberto Áñez
Vcpdte. del Comité Pro Santa Cruz


Yo creo que tantos viajes del presidente Evo Morales no tienen otra explicación que hacer campaña en favor del partido de Gobierno camino a su  tercer mandato, aunque sea inconstitucional o de sus candidatos, como ha sucedido con la reciente entrega del bono Juancito Pinto en el Beni, de modo que no hay casualidades, si no simplemente estrategia política porque ahí quiere que Jessica Jordan sea la gobernadora este 20 de enero. Y eso es lamentable porque en cada desplazamiento a veces hasta a tres lugares el mismo día va acompañado de toda una comitiva que gasta gasolina en el avión o en la comida y ese dinero sale de las arcas del Estado, cuando este dinero debería destinarse, pensando en Santa Cruz, en arreglar el hospital San Juan de Dios o la Maternidad o en dar más ítems para salud o educación.

El presidente debería preocuparse en conducir mejor la nave del Estado y en gobernar para todos porque vemos que mientras protege a su feudo en el Chapare, hacia donde canaliza varios proyectos de desarrollo, a Santa Cruz la discrimina prohibiéndole la exportación de algunos productos o la semilla transgénica, porque no quiere una Bolivia productiva ni fuentes de trabajo legales. Y mientras tanto tampoco se preocupa por combatir la coca excedentaria que hay en el Chapare, pues mientras exista la vaca habrá leche y mientras exista la coca, habrá cocaína, eso nadie lo puede negar.

Acerca del autor:
Roberto-Mendez-
Roberto Mendez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día