Siguenos en:
Jueves
 17 de Octubre de 2019
Nacional
Seducían a sus víctimas para luego robarles sus vehículos
Caen 'pildoritas' con nexos desde la cárcel
Una mujer es esposa de un reo sentenciado a 30 años por robo agravado.
Martes,  7  de Febrero, 2012
Caen--pildoritas--con-nexos-desde-la-carcel-
Ref. Fotografia: Arrestadas. Karen y Katherine son sindicadas de ser 'pildoritas'.

Dormían a sus víctimas para robarles sus vehículos. Personal de la Dirección de Prevención de Robo Contra Vehículos arrestó a dos mujeres sindicadas por un chofer de doparlo y robarle su vagoneta. Según el nuevo director de Diprove, coronel Saúl García Moyano, la víctima conoció a las mujeres de forma casual y les invitó a tomar unas cervezas. Las mujeres en un abrir y cerrar de ojos colocaron un somnífero en el vaso de cerveza del conductor y a los pocos minutos perdió el conocimiento y quedó dormido bajo la mesa.

Tienen nexos desde la cárcel.
El jefe policial estableció que ambas mujeres, identificadas por la comandante de la policía departamental, Lily Cortez, como Katherine Andrea Jiménez Montesino (17) y Karen Alejandra Saracho Velasco (22), mantenían vínculos con el recluso Johnny Q. A., condenado a 30 años de cárcel por robo agravado. "Katherine Jiménez es esposa de Johnny, alias "El Queque", comentó el subdirector de Diprove, Johnny Tapia.

Según la información policial, el modus operandi de ambas mujeres era buscar a choferes de taxis para luego seducirlos y robarles sus vagonetas. Una vez cometían sus fechorías, inmediatamente se comunicaban con Johnny a la cárcel de Palmasola, y éste las contactaba con el exrecluso Carlos N.N., alias “Bronco”. Este individuo era el encargado de trasladar los vehículos robados hasta las provincias, particularmente a Yapacaní donde eran vendidas en calidad de bárbaros a precio de gallina muerta, según el informe.

Detenidas en la cárcel. Ambas sospechosas fueron arrestadas el pasado sábado por la mañana ingresando al penal de Palmasola a visitar a Johnny "El Queque".

La Policía recomendó, en particular a los taxistas tener cuidado el momento de levantar de pasajeras a damas que se muestran muy atentas y cariñosas. Es aconsejable no recibir ninguna bebida de mano de estas mujeres.